Ejercicios que te ayudarán a dejar de fumar

Ejercicios que te ayudarán a dejar de fumar

Varios estudios concuerdan en que el ejercicio físico de una de las herramientas más productivas durante el proceso para dejar de fumar.

Napsix

Napsix

Dejar de fumar es un desafío muy grande que implica un completo cambio de hábitos y reeducar el cerebro de quienes sufren tabaquismo para que deje de asociar determinadas tareas y actividades con esta adicción. El ejercicio físico es parte indispensable en este proceso.

Cualquier terapia de cese tabáquico recomendará la actividad física ya que, a través de ella, podremos eliminar el estrés y la ansiedad que provocará la falta del cigarrillo. Además, colaborará en hacerle frente a los síntomas de abstinencia a la nicotina, así lo señaló un estudio publicado en 2017 en el British Journal of Pharmacology.

El ejercicio físico será tu mejor aliado contra el cigarrillo Foto: cuidateplus

Si bien esta investigación fue realizada en ratones, las evidencias establecieron que hacer ejercicios, independientemente de su intensidad, tiene un efecto protector contra la ansiedad en personas que intentan dejar de fumar.

Otro de los puntos positivos de acompañar la cesación tabáquica realizando actividad física es que, esta última, contrarresta los efectos nocivos que provoca el cigarrillo en el sistema cardiovascular y respiratorio.

Sin embargo, lo recomendado es realizar este proceso con acompañamiento profesional debido a que los fumadores presentan limitaciones cardiorrespiratorias leves o moderadas propias del consumo de nicotina.

Estos datos resultan fundamentales para no sentirse frustrado cuando se inicia ya que, al tener una capacidad pulmonar limitada, lo usual es que la sensación de cansancio llegue con mayor rapidez. Por eso, lo fundamental es empezar con paciencia, pero constancia.

Los ejercicios aeróbicos son ideales para bajar la ansiedad Foto: seprace

Los ejercicios más aconsejados para acompañar el cese tabáquico son los aeróbicos debido a que son los más indicados para reducir el estrés y mejorar el transporte del oxígeno en el organismo.

Caminar, correr, nadar o andar en bicicleta son las actividades con mayor potencial para reducir el deseo de fumar. Si bien siempre serán más recomendables las actividades al aire libre, en este caso, se pone mayor hincapié en la necesidad de mantenerse activo. Incluso, no hace falta que la actividad física sea prolongada, pueden ser cortas durante los momentos de más ansiedad y repetirse durante el día.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?