Qué es la humedad por condensación y cómo evitarla

Qué es la humedad por condensación y cómo evitarla

La humedad por condensación no solo provoca problemas estéticos con oscuras manchas que deberás limpiar continuamente. También es un peligro para la salud.

Napsix

Napsix

Las actividades cotidianas que realizamos en nuestro hogar producen humedad en el ambiente. Durante los meses fríos, el choque de este aire con superficies frías como ventanas, espejos o paredes hace que el aire se condense y vemos pequeñas gotas de agua por todos lados. Si esto se vuelve recurrente, lo más probable es que comencemos a ver la aparición de moho y hongos. Limpiar las manchas no terminará con el problema de raíz. 

Este tipo de problemas no es solo estético, aunque las manchas negras se ven realmente desagradables, sino que también puede estropear diferentes objetos de nuestro hogar como ropa o electrodomésticos y, también, ser la causa de infecciones respiratorias. Esto provocará que tengas que limpiar los rastros de forma continua. 

El aire frío del exterior y una mala calefacción agravarán el problema. Foto: 65ymás

Principales causas de la humedad por condensación

  • Cuestiones climáticas
  • Falta de ventilación en baños y cocina
  • Secar ropa en el interior
  • Aislamiento deficiente

Qué hacer para controlar la condensación

Se podría decir que existe una fórmula muy eficaz que te ayudará a eliminar el exceso de humedad en el interior y consta en: calefacción, aislamiento y ventilación adecuada. Esto dará como resultado una menor condensación.

En cuanto al primer punto, es importante que la calefacción se mantenga constante y evitemos los excesos. Para esto es fundamental que no apagues y enciendas las estufas al máximo o que regules el termostato siguiendo este mismo criterio. Crear un ambiente agradable sin sofocar.

Hablar de aislamiento es realmente un tema que nos preocupa ya que, generalmente, implica una inversión de dinero. Sin embargo, utilizar materiales térmicos y reforzar con doble vidrios las ventanas hará que, a largo plazo, ahorres en energía y no tengas que lidiar con la humedad.

En superficies fría como vidrios y paredes la condensación se hace notoria. Foto: Humedades

La ventilación es el tercer y último factor que no podemos dejar pasar. Durante el periodo de frío queremos tener nuestra casa lo más hermética posible y esto es un grave error. No solo porque esta situación ayuda a que las enfermedades o infecciones respiratorias proliferen, sino que también colabora a que tu casa no pueda eliminar el agua.

Por otra parte, los baños y cocinas deben siempre tener una buena salida de aire, ya que son los espacios donde más se genera humedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?