Los mejores ejercicios para hacer una pausa activa en la oficina

Los mejores ejercicios para hacer una pausa activa en la oficina

Las pausas activas son muy efectivas para mejorar la productividad laboral y trae muchos beneficios para la salud. Solo hay que tomar unos minutos para hacer ejercicios.

Napsix

Napsix

Ya sea en tu lugar de trabajo o mientras realizas home office, tomarse unos minutos para hacer una pausa activa puede resultar muy beneficioso para tu salud. Es que, cuando se pasan largas horas haciendo una misma tarea, los músculos, articulaciones y huesos sufren esta situación. Lo ideal es hacer simples ejercicios rápidos para ponernos en movimiento nuevamente.

Las pausas activas son breves descansos que se toman durante una jornada laboral para estirar los músculos, ejercitar el cuerpo y eliminar el estrés. Sus beneficios son múltiples a corto y largo plazo ya que mejorar la productividad, reducen el agotamiento, mejoran la circulación sanguínea, corrige la postura y previene enfermedades musculares.

Ejercicios para el cuello

Una de las zonas que más sufre por el estrés o las tensiones es el cuello. Para relajarlo se puede hacer estos movimientos.

Bajar la cabeza acercando lo máximo posible el mentón al pecho. Ubicar las manos sobre la nuca y presionar levemente. Mantener esta posición durante 10 segundos.

Girar la cabeza hacia un lado hasta que el mentón se alinee con el hombro, mantener unos segundos y girar hacia el otro lado.

Empieza relajando tu cuello. Foto: Pinterest

Relajar hombros y brazos

Relajar los brazos y dejarlos caer al costado del cuerpo, levantar los hombros intentando llevarlos hacia las orejas y sostener durante unos segundos. Relajar lentamente y repetir cinco veces.

Apoyar ambas manos sobre los hombros y hacer círculos grandes con los codos de forma lenta en un sentido y en otro.

Estira los hombros y el pecho Foto: Pinterest

Estirar el pecho y la espalda

Entrelazar las manos en la espalda y estirar lo máximo posible. Empujar levemente hacia abajo, manteniendo la espalda recta. Esperar cinco segundos y relajar. Se debe repetir tres veces.

Luego se tiene que repetir este ejercicio, pero entrelazando las manos hacia adelante.

Finalmente entrelaza los dedos detrás de la cabeza y lleva los hombros lo más atrás posible hasta que se siente una leve tensión. Mantener durante 5 segundos, relajar y repetir tres veces.

Alivia la presión de los brazos. Foto: Pinterest

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?