Consejos para lograr que tu cama se vea como la de un hotel de lujo

Consejos para lograr que tu cama se vea como la de un hotel de lujo

Convierte la cama de tu habitación y duerme cada noche como en un hotel de lujo con estos sencillos consejos.

Napsix

Napsix

Entrar a la habitación de un hotel y encontrarnos con una cama que nos invita a saltar sobre ella y tomarnos una siesta es una experiencia encantadora que quisiéramos repetir en casa día tras día. A pesar de lo que creamos, esto no resulta una tarea imposible y, con algo de práctica, podemos replicarla fácilmente.

Arreglar la cama adecuadamente no es solo una cuestión estética ya que las condiciones en las que se encuentra serán claves para proporcionarte un buen descanso y tu día puede depender de ello. Tener el colchón adecuado, el suficiente abrigo y la comodidad de las almohadas también serán determinantes a la hora de conciliar el sueño.

Aprende a arreglar tu cama para tener una mejor experiencia de sueño. Foto: iStock

Para lograr que tu cama se vea como la de un hotel primero deberás quitar todo lo que se encuentra sobre ella y abrir las ventanas de la habitación para permitir que el colchón se airee y no despida olores desagradables o conserve la humedad.

Una vez al mes puedes rociar bicarbonato de sodio sobre el colchón, dejar actuar unos minutos y luego aspirarlo. Esto hará que los ácaros desaparezcan y ayudará a eliminar las impurezas que se acumulan.

La calidad de las sábanas y su limpieza son claves. Procura lavarlas una vez a la semana en agua caliente, para que se conserven suaves incorpora una taza de vinagre en el lavarropas. No dejes que se sequen al sol durante muchas horas ya que eso hará que se arruguen.

Las sábanas más suaves son las que tienen al menos 200 hilos, claro que suelen ser un poco más costosas. Su material principal es el algodón, aunque procura que tengan algo de poliéster -no más del 50%- para evitar que se formen pequeñas bolitas en la superficie.

Lo primero que se debe hacer es acomodar la encimera ajustable. Es primordial que cada esquina quede bien ubicada. Si los elásticos están vencidos, puedes coser otros y así conservarlas por más tiempo.

Aunque no la hayas planchado, usa las manos para lograr que esté bien tensionada y quitarle las arrugas.

La sábana plana se debe colocar con los estampados o bordados hacia abajo para que, cuando se doble, estos se puedan apreciar. En el lado superior debe alcanzar el borde del colchón, mientras que en el inferior tiene que alcanzarnos para ajustarla por debajo de este. También tenemos que procurar que caiga de forma equitativa hacia ambos lados.

Logra convertir tu cama en un lugar más acogedor. Foto: Harpers

Nuevamente, con las manos intentaremos retirar las arrugas y tensionarla para que quede prolija. Si lo deseas, se puede rociar algún perfume para telas y así aumentar la satisfacción.

Finalmente, se colocará el cobertor. El ajuste de este dependerá del estilo de la cama, se puede ajustar en la parte inferior del colchón o dejar caer.

Si quieres darle un toque estético, dobla la sábana plana y el cobertor unos 40 centímetros y coloca las almohadas un poco paradas para lograr un efecto más confortable. Los almohadones o cojines serán un toque final muy útil.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?