Ejercicios para madrugar sin sufrir en el intento

Ejercicios para madrugar sin sufrir en el intento

Si sufres cada vez que tienes que madrugar, es importante que sepas que este hábito puede ganarse con algunos ejercicios diarios y sin sufrir.

Napsix

Napsix

La sociedad se ha organizado para realizar la mayor cantidad de actividades durante la mañana, y esto puede ser un gran problema para aquellos que tienen hábitos nocturnos. Pero, al ser animales de costumbre, es posible poder cambiarlos con éxito y madrugar sin problemas con simples ejercicios.

Nuestro organismo, como todo sistema, tiene diferentes ritmos biológicos que lo hacen funcionar. Algunos podemos detectarlos a simple vista como la respiración o la circulación de la sangre. Otros son algo más complejos, es el caso del ritmo circadiano del sueño.

Ciclo del ritmo circadiano de un adolescente típico. Foto: NIGMS

Los estímulos externos cumplen una importante función en nuestro reloj biológico. En cuanto la luz solar comienza a disminuir, se inicia la producción de una hormona llamada melatonina que es la encargada de provocar somnolencia. En el amanecer, el proceso es a la inversa por eso despertamos y nos sentimos más alertas.

Pero todo este proceso requiere de indicadores que lo regulen. Entre ellos se encuentran los horarios de las comidas, la jornada laboral y la rutina que desarrollamos cada día.

Seguramente ya habrás detectado el frágil equilibrio de este sistema padeciendo alguna noche de insomnio. Es que, cualquier cambio en la rutina lo puede alterar. Las vacaciones, viajes en avión o jornadas laborales rotativas son los más comunes.

Sin embargo, también hay personas que se sienten más productivas en la noche o tienen hábitos nocturnos y les cuesta acostumbrarse los horarios diurnos. Para que esto deje de ser un problema solo tienes que ejercitar esta costumbre y poner en marcha algunos consejos útiles.

  • Cambios graduales

Intenta cada día irte a la cama 15 minutos antes, aunque no te sientas cansado. Recuerda que una persona adulta requiere de entre 6 a 9 horas de sueño.

  • Intenta relajarte por la noche

Ver una película de acción o tener todas las luces de casa prendida antes de la hora de dormir tal vez no sea la mejor idea. Es más fácil conciliar el sueño cuando tu cuerpo está relajado.

  • Busca un lugar confortable

Dormir tiene que ser una experiencia reconfortarte. Tener un colchón agradable, sábanas suaves y el abrigo adecuado son cosas realmente importantes.

La iluminación, la ventilación y el orden de la habitación también repercutirán en tu sueño.

Para poder dormir mejor, es importante que el ambiente sea agradable. Foto: iStock
  • Amanecer tranquilo

Actualmente la mayoría de las personas utilizan sus celulares como alarma para despertar. Si eres uno de estos, busca un sonido agradable que no sea violento.

También existen lámparas que simulan el amanecer y son muy efectivas para levantarse relajado.

Es importante que, en cuanto abras los ojos, hagas un esfuerzo por ponerte de pie y no quedarte en la cama, ya que esto te hará sentir con más sueño.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?