Ejercicios en casa para mejorar la postura

Ejercicios en casa para mejorar la postura

Mantener una mala postura durante mucho tiempo es una de las primeras razones de dolor muscular y, a largo plazo, puede ser un problema grave. Mejórala haciendo ejercicios.

Napsix

Napsix

Son muchos los hábitos que nos hacen ir adoptando una postura corporal inadecuada. Los hombros caídos, el pecho cerrado y el cuello contracturado no sólo nos da un aspecto estético poco agradable, sino que también es muy malo para la salud de la espalda. Existe una gran cantidad de ejercicios que se pueden realizar en casa para comenzar a revertir esta situación.

Modificar la postura no es una tarea sencilla, se requiere de un gran esfuerzo y de ser constantes. Muchas veces, si el caso es serio o ya produce problemas en los músculos o articulaciones, incluso necesita de la intervención de un profesional que nos guie en el proceso.

Mantener una mala postura puede traer serios problemas de salud. Foto: Ortopedia

Si notas que tu postura no es la adecuada, puedes intentar modificarla haciendo ejercicios antes de que se convierta en un

.

Para el primero necesitarás un palo largo –el de la escoba o cepillo vendrá muy bien-, este se deberá colocar a lo largo de la espalda haciendo coincidir el sacro, en la zona dorsal y el hueso occipital.

Esta postura requerirá que el cuello tome su lugar y puede llegar a molestar al comienzo, aunque es importante que no se sienta dolor. Si es posible, ambos brazos deben permanecer en la espalda, mientras se hacen respiraciones profundas.

Ejercicio 1: Es importante no sentir dolor. Foto: Youtube

Para la próxima actividad deberás recostarte boca arriba con las piernas flexionadas y los brazos al costado del cuerpo. Luego, se deben levantar los brazos e intentar que lleguen a estar en paralelo con la cabeza evitando que las lumbares se curven.

En cuanto se note que la espalda tiende a levantarse del piso, se debe mantener la postura y hacer respiraciones. La idea es que cada día los brazos puedan recorrer un tramo más largo sin que la espalda se mueva.

Ejercicio 2: Procura no levantar la zona lumbar. Foto: Youtube. 

 

Uno de los ejercicios más completos se realiza recostado boca abajo. Se debe levantar el torso y hacer movimientos circulares con los brazos como si se estuviese nadando. Esto te ayudará a abrir el pecho y acomodar la espalda y el cuello.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?