Consejos útiles para limpiar el hielo del parabrisas del auto

Consejos útiles para limpiar el hielo del parabrisas del auto

Encontrar el auto debajo de una capa de hielo no es una buena forma de empezar el día, pero terminar rompiendo el parabrisas al intentar quitarlo es aún peor. Aprende a limpiar sin estropearlo.

Napsix

Napsix

Ante la llegada de fríos intensos, los autos no escapan a las consecuencias que este trae aparejadas y podemos pasar un mal rato si no sabemos cómo hacerle frente. Si durante la noche o luego de pasar un buen rato estacionado, encontramos mucho hielo sobre el parabrisas, esto hará imposible que podamos conducir con precaución. Para no estropearlo tendrás que tener en cuenta algunos consejos al limpiarlo.

Que el parabrisas se trice, raye o rompa durante el invierno, definitivamente no es la mejor forma de empezar el día. Si vives en zonas donde el frío es muy intenso entonces tendrás que estar preparado para poder limpiar de forma rápida y efectiva el hielo que se ha acumulado.

Usar las escobillas para limpiar el hielo puede terminar rompiendo su motor. Foto: ABC

Claro de los vehículos ahora incluye un sistema para desempañar los cristales, aunque esto proceso puede llegar a tardar varios minutos y si la idea es no llegar tarde al trabajo puedes ayudar aplicando los siguientes trucos.

Si tu auto tiene una calefacción que logra subir la temperatura de forma muy rápida podrías terminar dañando el vidrio. La mejor forma de lograr que se descongele es prendiendo el motor y conectando el ventilador. Es importante que las salidas sean orientadas lo más posible hacia el parabrisas.

Solo cuando se comience a derretir se podrá usar algún elemento para rascar el hielo restante.

Es importante limpiar el hielo solo con espátulas de plástico para evitar rayas. Foto: You Tube

A pesar de que creas que es una gran idea, nunca eches agua y mucho menos si es caliente. Tampoco se tienen que poner en funcionamiento las escobillas porque podrías estropear el motor. Otro de los errores más comunes es espolvorear sal sobre el vidrio, esto retrasará el proceso y los granos que no se disuelven podrían rayarlo.

Una buena técnica el rociar alcohol, ya que su punto de congelación es inferior al del agua. Esto resulta muy efectivo si la capa de hielo es muy gruesa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?