3 ejercicios para aliviar el dolor cervical

3 ejercicios para aliviar el dolor cervical

No dejes que el dolor cervical arruine por completo tu día, toma unos minutos para hacer ejercicios y estirar el cuello.

Napsix

Napsix

El dolor cervical se debe principalmente a una mala postura, al trabajar, ver televisión, estudiar o dormir. Si el cuello se mantiene cargado de tensión durante mucho tiempo es posible que, incluso, se llegue a tener jaquecas o afectar seriamente tu salud. Para relajar esta zona es importante estirar los músculos a través de ejercicios suaves.

Es en el cuello y los hombros donde solemos cargar la mayor cantidad de estrés y las contracturas en esta área son muy habituales, en algunos casos, diarias. Tomarnos unos minutos para estirar es realmente necesario y evitará futuras complicaciones.

Foto: GETTY IMAGES

Si a pesar de practicar continuamente gimnasia se sigue padeciendo el dolor, es importante que se visite al médico para descartar cualquier de tipo de dolencia grave.

Una vez descartado los problemas de salud podemos incorporar una pequeña rutina de ejercicios para aliviar el malestar que no llevará mucho tiempo. Lo ideal es primero agitar un poco los brazos y mover las piernas en el lugar para tomar temperatura y preparar los músculos, así corremos menos riesgo de agravar una lesión.

Si te consideras un principiante o tienes movilidad limitada se puede iniciar con movimientos sencillos que se realizan sentado, con la espalda derecha y el abdomen adentro.

El primero consta en dejar colgando los brazos al costado del cuerpo mientras se presiona hacia abajo con los puños. Mientras tanto moveremos el cuello hacia un costado y el otro, intentando acerca la oreja a los hombros.

Otro movimiento se basa en tocar el omóplato con la mano, rotamos el cuello hacia el lado opuesto y, si se puede, se baja el mentón. La postura debe mantenerse por unos segundos y luego relajar.

Foto: GETTY IMAGES

Finalmente, lo mejor que puedes hacer al despertar es sentarte, mantener la espalda derecha y cruzar los dedos tras la cabeza. Los codos deben quedar de forma paralela, luego se baja lentamente el mentón hacia el pecho, mientras que las manos acompañan el movimiento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?