Cómo limpiar la ducha o regadera para que salga más agua

Cómo limpiar la ducha o regadera para que salga más agua

Aprende cómo limpiar la ducha o regadera para que la hora de bañarse siga siendo un momento relajante.

Napsix

Napsix

Si la presión de agua en tu casa es buena, pero aun así te bañas con un hilo de agua, es posible que el problema esté en la flor de la ducha o regadera. Esto se debe principalmente a obstrucciones que se van formando y terminan obstruyendo los orificios por donde sale el agua. Limpiar este artefacto no revierte mayor complejidad.

El baño es tal vez uno de los momentos más relajantes de nuestro día, pero si tenemos problemas con el agua puede convertirse rápidamente en algo completamente estresante.

Foto: Ok Diario

Son varias las razones por las cuales la presión es débil es la ducha y tienes que conocerlas a todas. La principal, en caso de tratarse de una casa o departamento con algunos años, es que las cañerías estén en mal estado o sean estrechas. Si el inconveniente es este, pues debes saber que tendrás que invertir algo de dinero antes que las paredes se estropeen.

En edificios o barrios muy poblados puede también se requiera de una bomba para lograr tener buena presión. Claro que, en este caso, las molestias se presentarían en cada salida de agua y no exclusivamente en el baño.

Finalmente, también puede deberse a que se ha acumulado mucha cal y sarro en la regadera, lo que impide que el agua fluya con normalidad. Si este es el caso, la solución es bastante simple.

Las flores, alcachofas o difusores pueden ser fijos o desmontables. Estos últimos cuentan con una gran tuerca que los une a la cañería, solo necesitaremos de unas pinzas para desenroscarla. Una vez que la tengamos afuera tendremos que sumergirla en un recipiente con agua tibia y vinagre durante algunas horas. La parte exterior se puede cepillar para quitar los restos de sedimentos que se han adherido.

Foto: Quatatis

Después del reposo es importante darle algunos golpes para asegurarnos que todas las partículas de sarro salgan del interior. Si todavía vemos que mantiene mucha suciedad podemos volver a sumergirlo en un recipiente con agua, vinagre y limón, la mezcla debe estar tibia para un mejor efecto.

En caso de que este artefacto no se puede retirar de la cañería, la solución está en colocar este líquido dentro de una bolsa de plástico y atarlo de tal forma que el difusor quede sumergido. Finalmente, cepilla el exterior y has correr el agua para que salgan los sedimentos.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?