Consejos imperdibles para limpiar un sofá de tela

Consejos imperdibles para limpiar un sofá de tela

El sofá puede ensuciarse muy fácilmente ya que es un lugar preferidos por todos en una familia. Si estás cansado de las manchas puedes aprender a limpiarlas con estos sencillos consejos.

Napsix

Napsix

Obviamente el sofá es el lugar preferido por todos los integrantes de la familia, incluidas las mascotas. Justamente esta es la razón principal por la que es tan fácil que se ensucie. Existen varias empresas que se especializan en limpiar tapizados, pero esto puede ser algo costoso por eso es importante que sepas algunos trucos caseros que pueden solucionar este problema.

A pesar de que nos preocupemos por aspirarlo o cepillarlo periódicamente, los sofás de tela comienzan a absorber los olores y las partículas de polvo o suciedad propias de cada casa. Esto provoca que su color se vaya deteriorando. Lo más grave –y notorio- son las manchas que se pueden producir por líquidos, grasa o barro.

Foto: Vix

Antes de sacar cuentas sobre el impacto que tendrá en tu economía tener que llamar a un especialista, intenta quitar las manchas por tu cuenta con estos consejos.

Siempre considera que lo importante es no agregar mucha humedad al tapizado y procurar airear durante el mayor tiempo posible el sofá después de la limpieza para que no se produzcan olores desagradables.

La primera fórmula que se puede usar es a base de vinagre blanco y bicarbonato. Para esto se tiene que utilizar un litro de agua templada, una taza de vinagre y una cucharada de bicarbonato. Luego hay que humedecer levemente un paño o toalla limpia y comenzar a repasar la superficie. El líquido nunca tiene que ser aplicado directamente sobre el tapizado.

Lo ideal es ir haciendo este proceso con movimientos circulares para que no se formen rayas o vetas.

Foto: Homemanía

La sal también otorga resultados sorprendentes a la hora de limpiar las telas, además es ideal para quitar malos olores y manchas de grasa. Solo se necesitará una solución con sal y jugo de limón. Al igual que la opción anterior, esta no se tiene que usar directamente sobre la superficie a lavar, sino que con un paño la esparciremos por todo el lugar.

Una vez que el sofá esté seco veremos que el resultado es asombroso.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?