La última frase del Papa Juan Pablo II antes de morir y su tortuoso final

La última frase del Papa Juan Pablo II antes de morir y su tortuoso final

¿Cómo fueron las últimas horas del papa más querido?

Napsix

Napsix

El Papa Juan Pablo II  fue líder de la Iglesia Católica y soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano desde 1978 hasta su muerte en el año 2005 a sus 84 años de edad. Pablo II, fue elegido Papa por el segundo cónclave papal de 1978, que recibió el nombre de Juan Pablo I. Su verdadero nombre de nacimiento era Karol Józef Wojtyła ya que era de procedencia polaca.

A Juan Pablo II se le reconoce el ayudar a poner fin al gobierno comunista en su Polonia natal y en el resto de Europa.  Entre sus más importantes acciones, se encuentra que intentó mejorar las relaciones de la Iglesia Católica con el judaísmo, el Islam y la Iglesia Ortodoxa Oriental. Además, el Papa defendió las enseñanzas de la Iglesia en asuntos tales como la ordenación de mujeres y un clero célibe, y aunque apoyó las reformas del Concilio Vaticano II , fue visto como generalmente conservador en su interpretación.

Juan Pablo II se destacó por haber sido  uno de los líderes mundiales con más viajes de la historia, habiendo visitando 129 países durante su pontificado. En sus tareas de llamado universal a la santidad, el Papa beatificó a 1.340 personas  y canonizó a  otras 483 .Este gran número es mayor  al recuento combinado de sus predecesores durante los cinco siglos anteriores. La canonización de Juan Pablo II  fue revolucionaria ya que comenzó un mes después de su muerte yendo en contra del  período de espera tradicional de cinco años. Finalmente El 19 de diciembre de 2009, Juan Pablo II fue proclamado venerable por su sucesor, Benedicto XVI , y fue beatificado el 1 de mayo de 2011.

Probablemente, Juan Pablo II será siempre uno de los Papas más recordados de la historia de la humanidad. Esto se debe a la grandeza de sus acciones y las enseñanzas de vida que dejó para sus fieles seguidores. En su último tiempo de vida, Juan Pablo II fue hospitalizado a causa de problemas respiratorios ​​por un brote de influenza en febrero del año  2005.  Al Papa se le debió practicar una traqueotomía para poder liberar sus vías respiratorias; no obstante, esta no fue la causa de su muerte.

Imagen: Pulso SLP

 El 31 de marzo de 2005, el Papa desarrolló un  shock séptico a raíz de una infección del tracto urinario. Esta infección le provocaba una gran fiebre y una baja de presión arterial. Sin embargo Juan Pablo II no fue hospitalizado ya que tenía deseos de morir en el Vaticano. Durante sus últimos días de la vida, las luces se mantuvieron encendidas todas las noches atrayendo a miles de personas que mantuvieron una vigilia en las calles cercanas durante dos días. Al enterarse de esto, se dijo que el Papa moribundo dijo: "Te he buscado, y ahora has venido a mí, y te doy las gracias". Sin embargo la frase final que el Papa pronunció en su lecho de muerte demostraba su gran compromiso con la religión ya que dijo "Déjenme ir a la casa del padre."

Imagen: Las Provincias

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?