¿Te animás a cruzarlo? El espectacular puente colgante más largo del mundo

¿Te animás a cruzarlo? El espectacular puente colgante más largo del mundo

Portugal superó al Suiza al inaugurar el puente colgante peatonal más largo del mundo. La estructura pende de dos torres de hormigón a una altura de 175 metros.

Napsix

Napsix

Portugal estrenó el pasado domingo el puente colgante más largo del mundo y rompió el récord que hasta el momento mantenía Suiza. Se trata de una estructura de 516 metros que permanece suspendida a una altura de 175 metros sobre el río Paiva en la localidad de Arouca, al sureste de la ciudad de Oporto.

Quienes tengan problemas cardíacos o temor a las alturas no serán los únicos que mostraran temor al cruzar este puente colgante peatonal único en el planeta ya que las imágenes muestran a las claras que se trata de algo solo para valientes. Incluso, en su sitio web, se advierte que “no es para los débiles de corazón".

Bautizado como 516 Arouca, su construcción inició en mayo del 2018 e implicó una inversión de 2.5 millones de euros. Dos formas de hormigón en forma de V sostienen la estructura, mientras que el piso y las barandas son metálicas para que los turistas puedan apreciar el paisaje con seguridad.

Para poder hacer este recorrido, los visitantes tienen que adquirir un ticket a un valor promedio de 10 euros y se estima que en 10 minutos se puede cruzar de una orilla a la otra, aunque la visión única que se obtiene de la cascada das Aguieiras y la garganta do Paiva seguramente retrasará la excursión unos minutos para disfrutar del paisaje o sacar alguna foto.

Este puente colgante peatonal fue desarrollado para fortalecer la llegada de turistas al geoparque Arouca, uno de los destinos más singulares de Portugal ya que alberga sitios históricos, patrimonio geológico y bellezas naturales imperdibles. Es por esto se declaró Geoparque Mundial de la UNESCO.

El recorrido puede iniciarse en el margen izquierdo del río Paiva que se encuentra rodeado de tierras vírgenes y naturaleza. Al cruzar el puente colgante se podrá obtener la mejor visión de las aguas torrentosas del Paiva, uno de los lugares más buscados por los amantes de rafting.

Pero también la zona es rica en cristales de cuarzo y es el refugio de varias especies en peligro de extinción. Finalmente, al salir se disfruta de las playas fluviales de Areinho y Espiunca.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?