Dulce y gourmet: prepara una rica tarta de ricota y duraznos ¡en 30 minutos!

Dulce y gourmet: prepara una rica tarta de ricota y duraznos ¡en 30 minutos!

Esta receta es muy fácil y sabrosa, gracias al característico sabor a durazno. Una tarta sabrosa para un postre o una merienda.

Napsix

Napsix

La tarta de duraznos y ricota es una preparación para agasajar a nuestros seres queridos, una verdadera delicia que si quieres puedes servirlo con un poco de helado ¡y este postre será la perdición!

La receta de hoy tiene un listado importante de ingredientes, pero no te asustes, lo más importantes antes de empezar a cocinar es tener todo en orden para no olvidarnos de nada. Recuerda precalentar el horno con 10 minutos de anticipación. Apunta todos los detalles ¡y buen provecho!

Ingredientes:

  • Masa
  • 70 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de azúcar moreno
  • 30 gramos de nueces finamente picadas

Relleno:

  • 50 gramos de pasas de uva sin semilla
  • 50 cc de coñac
  • 500 gramos de ricota descremada
  • 2 yemas
  • 4 claras
  • 25 gramos de harina
  • 25 gramos de fécula de maíz
  • 100 cc de nata o crema de leche
  • 1 cda de ralladura de naranja
  • 5 cdas de azúcar

Cubierta:

  • 1 lata de duraznos
  • 1 sobre de gelatina sin sabor 7 gramos

Procedimiento:

En una cacerola fundimos la mantequilla con el azúcar y las nueces picadas, retiramos del calor e incorporamos la averna y mezclamos bien. Luego tomamos el molde forrado  con papel manteca y presionamos bien. Llevamos a la nevera.

Para el relleno, remojmos las pass de uva en el coñac, luego las escurrimos y reservamos. En un bol mezclamos la ricota, las yemas y la harina, la fécula de maíz, la nata, con la ralladura y el azúcar.

En otro recipiente batimos las claras a punto nieve e incorporamos a la mezcla anterior y también añadimos las pasas de uva sin líquido. Colocamos el relleno sobre la base de avena y llevamos al horno a 180ºC o 350ºF por 15 minutos o hasta que veamos que está dorado.

Para la cubierta, licuamos los duraznos con la mitad del almíbar de la lata en conserva. Dividimos el licuado en dos partes. Disolvemos la gelatina en dos cucharadas de agua fría y calentamos hasta que se vea transparente., ahí la retiramos del fuego y la agregamos a una parte del licuado. Dejamos que tome cuerpo y lo vertemos en el centro de la tarta. Llevamos a la nevera y a la hora de servir utilizamos el resto del licuado para decorar y podemos agregar trozos de fruta fresca ¡y listo!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?