Realeza: el duelo que atraviesa Máxima de Holanda

Realeza: el duelo que atraviesa Máxima de Holanda

Dos mujeres que con los años se ganaron la total confianza y se convirtieron en puntos de apoyo de la monarca terminan sus servicios.

Napsix

Napsix

En los últimos días, la reina Máxima se ha tenido que enfrentar a dos grandes pérdidas: mujeres que han sido sus aliadas en su labor y se convirtieron en puntos de apoyo para ella, terminan sus servicios. Su dama de honor y su secretaria privada dejarán de trabajar en la Casa Real. ¿Los motivos? Aquí te los contamos.

Lady Lieke Gaarlandt van Voorst van Beest, es la dama de honor de la soberana que dirá adiós tras 28 años de servicio a la corte. Su rol fue muy importante en la preparación de Máxima como reina en los Países Bajos. Tiene 74 años y era el miembro más antiguo trabajando para la corona, fue contratada por la reina Beatriz en junio de 1993 cuando se desempeñaba como maestra de francés. En 2013, con el cambio de trono, Guillermo la designó como principal asistente de su esposa.

Monarquias.com

La mujer le enseñó a Máxima todo el protocolo de la corte y consiguió que la soberana adquiriera un profundo conocimiento de los Países Bajos. Es que las damas de honor tienen un papel fundamental allí: son las encargadas de preparar eventos a los que la realeza asiste y están pendientes de absolutamente todo lo que necesiten. Luego de un excelente trabajo, Gaarlandt ya está en edad de retirarse y descansar.

GTRESONLINE

Por otro lado, también se va de su lado Gabriella Sancisi, quien ha sido la secretaria privada de la monarca desde marzo de 2014. La mujer ha sido designada por el ministro de Relaciones Exteriores, Stef Blok, como la nueva embajadora holandesa en Eslovaquia. Sancisi fue una gran aliada para la reina: jugó un papel muy importante en el trabajo de Máxima para las Naciones Unidas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?