Cinco hábitos fundamentales que siempre debes hacer después de entrenar

Cinco hábitos fundamentales que siempre debes hacer después de entrenar

Los daños causados al cuerpo por la desinformación o los malos hábitos pueden ser grandes si no se recompone el camino. Te enumeramos algunos consejos claves.

Napsix

Napsix

El entrenamiento no lo es todo para mantener a nuestro cuerpo en forma y sano. El tiempo posterior al momento de ejercitarnos suele ser tan importante como el climax de nuestra actividad, pero los mitos y malos hábitos pueden traer un daño a nuestro cuerpo en este paso del proceso. 

Es vital la forma en la que realizamos los movimientos en nuestro entrenamiento, y de igual manera hay que tratar el post entrenamiento. Por ser tan importante, te enumeramos cinco tips que debes tener muy en cuenta para que lo realizado sea completo y tu cuerpo no sufra consecuencias.

1.- Hidratarte

Tomar agua después de ejercitarte es vital ya que tu cuerpo necesitará de líquido. Se recomiendan de 30 a 35 mililitros por cada kilo de peso corporal, además de 500 a 1000 mililitros por cada hora de ejercicio que hagas. Recuera: antes, durante y después, hidrátate. 

2.- Comer

Si crees que por no consumir alimentos después del ejercicio hará que tus reservas de grasa se vayan más rápido, estás en un error. Deberás reponer al cuerpo de la energía que ha gastado, más si lo que quieres es que tus músculos crezcan. La mezcla de proteínas y carbohidratos es una buena opción. Si no te da hambre, prueba con algún snack unos 30 minutos después de entrenar. 

3.- Estirar

Debe considerarse una parte más de tu entrenamiento. El estiramiento es un tratamiento para tus músculos, es una forma de consentirlos después del desgaste. Eso hará que te respondan mejor cuando los requieras. 

4.- Mantenerte activo

No debes tumbarte a la cama sólo porque ya entrenaste. Haz uso de tu cuerpo durante el día a día: usa escaleras, carga cosas, camina, estírate. Todo suma y tu cuerpo lo agradecerá. 

5.- Registrarlo o compartirlo

A lo mejor no eres de los que comparte todo en redes sociales, pero entonces lleva un progreso de cómo ha sido tu desarrollo en lo que llevas entrenando. Las fotos, los datos en libreta o un diario pueden servir a llevar un control. Incluso el que te pruebes ropa que ya no te quedaba puede darte una referencia de cómo vas. Si eres de los que comparte en redes, eso hará que no decaigas.

Recuerda siempre realizarte chequeos médicos antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma sería ideal para que logres todos tus objetivos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?