Alta cocina: degusta unas sabrosas croquetas de pollo y queso ¡fácil y económica!

Alta cocina: degusta unas sabrosas croquetas de pollo y queso ¡fácil y económica!

Las croquetas de pollo asado y queso son un aperitivo en el que se mezclan pollo asado desmenuzado con queso suave.

Napsix

Napsix

Las croquetas de pollo son económicas porque nos permiten aprovechar restos de otras recetas, son variadas y están deliciosas, además, son perfectas para servir cuando tenemos invitados y a los niños también les suelen gustar mucho. Es una receta versátil ya que puede incorporar todo tipo de ingredientes.

Las croquetas deben quedar crujientes por fuera, gracias al rebozado. Además de ser un plato entrante, se pueden degustar como entrante durante el almuerzo o la cena. Toma nota.

www.freepik.es

Ingredientes:

  •  400 gr de pechuga asada o cocida.
  •  1 paquete de pan rallado
  •  125 gr de queso rallado puede ser mozzarella o parmesano
  •  1 cebolla mediana
  •  150 gr de harina 
  •  500 ml de agua o caldo de pollo
  •  10 gr de orégano
  •  1 pizca de sal
  •  2 huevos
  •  500 ml de aceite para freír
  •  pimienta negra a gusto

www.pixabay.com

Procedimiento:

Pica la cebolla finamente y calienta en una sartén un chorrito de aceite. Cuando esté caliente, rehoga la cebolla unos minutos a fuego lento. Corta o tritura la pechuga ya cocida

Añade el pollo cuando la cebolla esté transparente y remueve para integrar ambos ingredientes. Cocina durante 4 minutos aproximadamente.

Incorpora la harina y sigue removiendo para que se cocine y las croquetas de pollo y queso no tengan sabor a harina cruda. 

Vierte el caldo de pollo o agua y sigue mezclando. Añade el líquido poco a poco y sin dejar de remover para que se vaya formando como una bechamel ligera. 

Poco a poco se irá espesando la bechamel. Añade las especias y continúa removiendo para que el pollo vaya soltando su jugo y toda la preparación vaya tomando el sabor de todos los ingredientes.

Deja que se cocine todo, mezclando de vez en cuando para evitar que se queme, y pasados unos 4 minutos añade el queso rallado. Integra y apaga el fuego, ya que con el mismo calor de la salsa el queso se fundirá e integrará. Recuerda que puedes hacer las croquetas de pollo y queso usando el queso rallado que más te guste. 

Una vez hecha la bechamel, debes dejar que se enfríe durante 2 horas. Una vez fría, forma las croquetas de pollo y queso con tus manos y pásalas por huevo batido y pan rallado, en este orden. Si tienes pan rallado con perejil y ajo mucho mejor.

Vierte en una sartén aceite para freír y, cuando esté caliente pero no en exceso, cocina las croquetas de pollo con queso con cuidado e intentando que queden separadas, así que fríelas en tandas pequeñas. Manos a la obra.

 

Si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas nos puedes contactar a cocinamosjuntos@napsix.com Te contestaremos a la brevedad! 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?