La absurda decisión de la MLB para controlar la tasa de homeruns

La absurda decisión de la MLB para controlar la tasa de homeruns

El máximo ente del mejor beisbol del mundo quiere reducir la cantidad de cuadrangulares y, por esta razón, las pelotas que se utilizarán a partir de 2021 serán alteradas en un laboratorio.

Napsix

Napsix

Las Grandes Ligas han amortiguado ligeramente sus pelotas en medio de un aumento de jonrones durante varios años. Un memorando a los equipos la semana pasada cita a un laboratorio independiente que encontró que las nuevas pelotas volarán de 1 a 2 pies más cortas en pelotas golpeadas a más de 375 pies.

Cinco equipos más también planean agregar humidores a sus estadios, lo que significa que se espera que 10 de los 30 estadios estén equipados con espacios de almacenamiento con humedad controlada. La composición de las pelotas oficiales utilizadas en los juegos de la MLB han sido objeto de escrutinio en los últimos años.

Se conectó un récord de 6.776 jonrones durante la temporada regular de 2019, y la tasa de jonrones cayó solo ligeramente durante la temporada 2020 acortada por la pandemia: del 6.6% de las apariciones en el plato que resultaron en jonrones en 2019 al 6.5% el año pasado.

Un comité de científicos de cuatro personas concluyó después que las pelotas de béisbol tenían menos resistencia en promedio que en temporadas anteriores, lo que contribuyó al aumento de potencia. Su informe culpó a las inconsistencias en la altura de la costura. Son cosidas a mano por trabajadores de Rawlings en Costa Rica, lo que lleva a desviaciones menores e inevitables en la producción que pueden tener repercusiones considerables.

La liga exige que todas las pelotas de béisbol tengan un coeficiente de restitución (COR), esencialmente, una medida del rebote de la pelota, que va de .530 a .570, pero en los últimos años el COR promedio ha tenido una tendencia ascendente dentro del rango de especificación.

En un esfuerzo por centrar mejor la pelota, el fabricante ha aflojado la tensión en el primero de los tres devanados de lana dentro de la pelota. Su investigación estima que el ajuste reducirá el COR de .01 a .02 y también reducirá el peso de la bola en 2.8 gramos sin cambiar su tamaño. La liga no anticipa que el cambio de peso afectará la velocidad de los lanzadores.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?