Jardinería

Cómo cultivar clavo de olor en maceta o el jardín

El clavo de olor es un árbol que puede ser cultivado en cualquier parte del mundo, ya sea en el jardín o macetas. Descubre sus secretos.

Napsix domingo, 26 de diciembre de 2021 · 23:34 hs
Cómo cultivar clavo de olor en maceta o el jardín
Foto: Pixabay

El clavo de olor es una planta que se caracteriza por su perfume y poder aromatizante. En gastronomía y coctelería es muy utilizado ya que aporta un aroma exquisito y algo de picor a las preparaciones. Sus usos medicinales también tienen una larga historia, aunque el más popular de ellos es el alivio del dolor de muelas.

Si no conocía de dónde proviene esta especia tan renombrada es hora que conozcas todos sus secretos. El clavo de olor es realmente el botón o capullo de un árbol del árbol del clavo o clavero, una especie perenne que puede ser fácilmente cultivado en el jardín o macetas. Esto te permitirá cosechar tus propios clavos y disfrutas de su aroma.

Foto: Pixabay

Cómo cultivar clavo de olor en casa

Si bien se trata de una especia nativa de Indonesia esta planta puede ser sembrada y cultivada en cualquier lugar del mundo. Se puede iniciar con el esqueje de un árbol madre o de semillas, para esto último necesitaremos semillas frescas y no disecadas, por lo tanto, no se podrá utilizar las que se comercializan como especia.

Debido a su lugar de origen, este árbol es muy sensible a las temperaturas por debajo de 0°, por eso, cultivarlo en maceta es ideal. Esto te permitirá moverlo y protegerlo durante la época de frío. Lo ideal es que siempre se encuentre en un ambiente que supere los 20°.

Debes tener en cuenta que se trata de una especie de lento crecimiento y que, en caso de iniciar con una semilla, este no florecerá antes de los 6 años de vida.

Foto: Pixabay

Si comenzamos con una semilla es fundamental que la introduzcamos en un sustrato rico en materia orgánica y la protejamos con un papel film hasta que comience a brotar. Esta tarea debe realizarse a finales del invierno.

El riego debe ser abundante, pero se tienen que evitar los encharcamientos. Cuando la planta ya muestre sus primeras hojas debe ser expuesta al sol directo ya que la iluminación es fundamental. Tanto en el interior como en el exterior se le debe otorgar la mayor cantidad de horas de luz posible.

Archivado en