Parálisis de Bell la complicada y extenuante enfermedad que padeció Angelina Jolie tras su divorcio de Brad Pitt

Parálisis de Bell la complicada y extenuante enfermedad que padeció Angelina Jolie tras su divorcio de Brad Pitt

La enfermedad de Bell no posee tratamiento ni medicación alguna.

Napsix

Angelina Jolie, actriz, directora, guionista, productora y activista por los derechos de las mujeres estadounidense, no siempre ha tenido una vida fácil ya que también ha pasado por momentos duros. A lo largo de su carrera, Jolie ha recibido varios reconocimientos por sus logros actorales, entre ellos dos Premios Óscar, tres Globos de Oro y dos Premios del Sindicato de Actores. Desde 2012, la actriz es “Enviada Especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados”.

Además de todos los conflictos que Angelina pasó con su ex pareja, Brad Pitt, la celebridad también debió afrontar una difícil enfermedad. Es así que Jolie sufrió de parálisis de Bell, un trastorno que provoca parálisis facial transitoria, ocasionado por la inflamación del nervio facial.

Angelina Jolie reveló que notó su enfermedad porque presentó fuertes dolores en una parte de su rostro en el año 2016. La actriz habló de ello en una entrevista para la revista “Vanity Fair”. Sobre la enfermedad de la productora, se sabe que no hay tratamiento debido a que por lo general un paciente tarda entre 3 y 7 meses en recuperarse por completo.

Esta afección que padeció Angelina Jolie llamada parálisis de Bell, es un trastorno del nervio que controla el movimiento de los músculos de la cara, el cual se le denomina nervio facial o séptimo par craneal; el daño en dicho nervio ocasiona debilidad o parálisis de los músculos. Increíblemente la enfermedad por la que pasó Jolie es más común en personas mayores a 65 años puede afectar a personas de cualquier edad. Algunos de los principales síntomas son: molestia detrás  del oído, sentir la cara estirada o jalada hacia un lado, dificultad para cerrar un ojo, problemas para sonreír y dificultad para comer y beber.

Imagen: Elle

Es poco sabido que hay enfermedades que pueden desencadenar dicho trastorno como las son la  infección por VIH/SIDA, enfermedad de Lyme, infección del oído medio y sarcoidosis. Por otro lado, el estar embarazada o padecer diabetes puede incrementar la posibilidad de padecerlo. El año en que Angelina Jolie padeció la enfermedad fue el mismo año en el que inició su divorcio con Brad Pitt por lo que podría haber sido resultado del estrés del momento.

Imagen: El Tiempo

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?