Cómo combatir al picudo rojo de nuestro jardín

Cómo combatir al picudo rojo de nuestro jardín

El picudo rojo es una de las plagas más difíciles de combatir y un grave peligro para determinados forestales.

Napsix

El picudo rojo forma parte de la familia de los gorgojos y se ha convertido en un grave problema en determinadas ciudades del mundo ya que tiene un poder de destrucción muy alto y su erradicación es compleja. Para poder desterrarlo completamente de los jardines domésticos es necesario que el control y monitoreo se realice durante todo el año, no dándole oportunidad a que la población se recupere. 

A diferencia de otras plagas, este insecto se hospeda en las plantas desde su etapa de larva. Desde ese momento, es que comienza el daño. Es que, las larvas pueden realizar galerías en las cortezas de esta un metro y esto, claramente, afecta la salud del forestal convirtiéndolo en vulnerable a la aparición de hongos u otras enfermedades.

Foto: Getty

El picudo rojo es una especie originaria de Asia, pero ha logrado extenderse a África, Europa y América. Este insecto tiene predilección por las palmeras, aunque puede atacar otra especie de forestales.

El control de esta plaga es muy complejo, ya que el uso de insecticidas químicos puede afectar la salud de las personas y cuando la invasión es muy virulenta, los ejemplares afectados deben talarse y quemarse. Otra complicación es que, este insecto no tiene predadores naturales.

Tratamientos contra el picudo rojo

Combatir a este animal no es fácil ni puede realizarse con las técnicas antiplagas populares en jardinería. Para lograrlo deberemos invertir algún dinero para realizar los preparados.

Hongos para palmeras: este se prepara con esporas un hongo llamado “beauveria bassiana”. Es considerado uno de los métodos de prevención más eficaces y natural. En cuanto este microorganismo entra en contacto con el insecto adulto o la larva los elimina, pero antes de hacerlo puede infectar al resto de la comunidad.

Foto: Evergreen

Para obtener los resultados deseados debe realizarse al menos cinco veces al año.

Uno de los trucos más populares para prevenir el ataque del picudo rojo es regar el centro de la palmera, donde se encuentra en nacimiento de las hojas nuevas. Algunos consideran que el agua ingresa y termina ahogando las larvas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?