Guía práctica para evitar el insomnio y tener un descanso de calidad

Guía práctica para evitar el insomnio y tener un descanso de calidad

No permitas que el insomnio afecte tu vida. Corta rápidamente con este problema siguiendo estos consejos.

Napsix

Comer, ir al baño y dormir; son tres de las necesidades biológicas fundamentales para que nuestro organismo funcione de forma correcta. Esta última, no es menos importante que asegurarnos de una correcta alimentación. Es que, mientras descansamos nuestro cerebro lleva adelante varias actividades que permiten continuar con nuestra rutina.

En caso de sufrir de insomnio o algún otro trastorno del sueño, las consecuencias se verán de forma inmediata. Es decir, al día siguiente nos sentiremos cansados, apáticos, sin energía, de mal humor y con menos posibilidades de concentrarnos en actividades simples. 

Foto: Pixabay

Cuando los episodios de mal descanso se vuelven usuales es importante consultar a un médico para hallar un diagnóstico y tratamiento adecuado. Es fundamental no ignorar este tipo de problemas debido a que nuestra salud puede estar en riesgo. Los especialistas incluso han considerado al insomnio como una epidemia global y han elaborado numerosas guías para incentivar hábitos saludables que incentiven un sueño reparador.

Guía práctica para evitar el insomnio

  • Establecer rutinas de sueño: es importante acostarse y levantarse cada día a la misma hora.
  • Realizar ejercicio físico: la recomendación es invertir al menos 30 minutos al día en una actividad física.
  • Evitar la cafeína y la nicotina: estas dos sustancias estimulan al organismo para estar alerta.
  • No beber alcohol en la noche: a pesar de que consideremos que nos ayuda a relajar, el alcohol tiene efectos negativos en el proceso del sueño.
  • Evitar comidas copiosas, picantes o grasosas en la noche: tener una digestión ligera es fundamental a la hora de conciliar el sueño.
  • No dormir siestas en horas de la tarde: aunque se sienta muy cansado evite las siestas después de las 3 de la tarde.
  • Aplicar técnicas relajantes: la meditación y los ejercicios de respiración colaborarán a la hora de conciliar el sueño.
  • Tomar un baño de agua tibia: esta actividad debe realizarse al menos una hora antes de ir a la cama
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?