Salud

Una vieja receta que ha ayudado a combatir el insomnio durante años

El insomnio es un mal tan viejo como la humanidad y, desde hace años, se ha buscado una receta para terminar con él.

Napsix jueves, 28 de octubre de 2021 · 22:19 hs
Una vieja receta que ha ayudado a combatir el insomnio durante años
Foto: Ezu

Sufrir de insomnio puede convertirnos en personas irascibles y desesperadas por encontrar una solución a este problema. Es que, nuestro organismo y mente requieren de un descanso de calidad cada día para poder funcionar correctamente. En caso de no tenerlo, las consecuencias en nuestra no sólo serán inmediatas, también hará que, a largo plazo, nuestro cuerpo sea más susceptible a padecer diferentes complicaciones.

Cuando los episodios de insomnio son esporádicos no se deben ignorar, sino que se debe actuar de manera urgente para que este problema no se convierta en crónico. Consultar a un médico siempre será la mejor idea.

También se debe trabajar fuerte en realizar determinados cambios en nuestras rutinas para adoptar hábitos más saludables que incentiven la producción de hormonas que se relacionan con el proceso del sueño y no impidan un buen descanso.

Además, es importante saber que, en este tipo de problema, el factor psicológico tiene un gran peso. Esto provoca que, los consejos que le funcionan a determinadas personas, no sean efectivos para otras.

Una receta centenaria contra el insomnio

Según la Organización Mundial de la Salud, el insomnio se ha convertido en una epidemia global. En gran medida, las agobiantes rutinas actuales y las presiones sociales son las causas principales.

Sin embargo, la imposibilidad para conciliar el sueño ha estado presente durante toda la historia de la humanidad. Por esto, son muchas las recetas que han pasado, de generación en generación, para terminar con él.

Una de ellas es la de mezclar sal y azúcar. Según algunos estudios, esta receta ayuda a disminuir la tensión y el estrés, por eso se recomienda en los casos de insomnio.

Para realizarla se deben mezclar cinco cucharaditas de azúcar por una de sal. Esto se tiene que colocar en un frasco de vidrio y agitar. La idea es que, antes de ir a la cama, se tiene que poner debajo de la lengua una pequeña porción de esta mezcla debajo de la lengua hasta que se disuelva por completo.

Archivado en