3 trampas para que los caracoles y babosas se alejen de tu jardín

3 trampas para que los caracoles y babosas se alejen de tu jardín

Los caracoles y babosas pueden ser un verdadero dolor de cabeza. Aprende cómo lidiar con ellos y mantener a salvo a las plantas de tu jardín.

Napsix

¿Te sientes frustrado al encontrar cada día hojas y brotes completamente devorados por los caracoles? A pesar de su tamaño y lenta marcha, estos animales son increíblemente voraces y pueden terminar con una planta en solo algunas horas. Estas trampas te ayudarán a mantenerlos alejados de tu jardín.

Los caracoles forman parte de la familia de los moluscos y algunas de sus características te sorprenderán, aunque también responderá muchas de tus preguntas. Es que estos animalitos son hermafroditas, aunque para reproducirse requieren acoplarse con una pareja. Durante el encuentro sexual, ambos ejemplares resultan fecundados durante un largo cortejo que puede durar hasta 15 horas.

Foto: Botánico

Luego, entierran sus huevos bajo tierra, los cuales eclosionan en 15 días. Sin embargo, lo más particular, es que esta ceremonia la pueden realizar cada 30 días y cada puesta puede llegar a 50 huevos por ejemplar. Ahora, seguramente entenderás por qué encuentras tantos caracoles en tu jardín.

El caracol es considerado una plaga en muchas zonas de cultivo, sin embargo, el uso intensivo de plaguicidas para exterminarlos ha provocado enormes desastres en el medio ambiente. Por eso, se han comenzado estudios para poder lograr controlarlos con métodos más amigables.

Trampas para caracoles

A pesar de tratarse de animales que se reproducen ampliamente, en los jardines es posible controlarlos de forma más efectiva con trampas y acciones que los mantengan lejos de las plantas que queramos preservar.

Estas recetas caseras no son ecológicas, también mantendrán a salvo a animales, niños pequeños y la economía familiar ya que son muy fáciles y económicas.

Foto: INTA
  • Trampa de cerveza

Solo se necesitará un recipiente, que será enterrado al ras del suelo y llenado con cerveza. Para evitar que las mascotas lo beban se puede poner una reja sobre él, no muy pequeña.

El olor de esta bebida atraerá a los caracoles y babosas, que no podrán salir y terminarán ahogándose en el contenido.

Si prefieres no matarlos, puedes colocar una reja más fina para evitar que se ahoguen. Así solo los capturarás y podrás elegir otro lugar para ellos.

  • Cenizas

Las cenizas de madera virgen son muy usadas en jardinería para incorporar nitrógeno en los suelos, pero también resultan muy útiles para evitar que estos animales devoren tus plantas. Simplemente hay que espolvorear una buena capa sobre la tierra. Lo ideal es formar un círculo sobre la base para impedir que se acerquen.

  • Cáscaras de huevo

Usar cáscaras de huevo secas para combatir los caracoles y babosas es uno de los métodos más populares. Es que, estas lastiman la membrana de estos animales y nos los dejan avanzar. Al igual que las cenizas, deben espolvorearse sobre la superficie de la tierra.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?