Cómo eliminar el pulgón de la adelfa o amarillo de las plantas del jardín

Cómo eliminar el pulgón de la adelfa o amarillo de las plantas del jardín

El pulgón amarillo toma su intenso color de las toxinas de la planta huésped. Descubre cómo termina con ellos.

Napsix

El pulgón amarrillo o pulgón de la adelfa recibe este último nombre debido a que ataca principalmente al Nerium oleander, un árbol o arbusto perenne muy utilizado en jardines por su gran poder decorativo y es popularmente conocido como Adelfa o Laurel en flor. 

La característica principal de este insecto es su intenso color amarillo o naranja el cual está íntimamente relacionado con las plantas huésped de la cual se alimentan. Es que, a pesar de su nombre popular, este pulgón no solo se alimenta de las Adelfas también expande su voracidad a toda la familia de las apocináceas, las cuales –en su mayoría- contienen toxinas que se trasladan a estos bichos y hace que su color sea tan brillante y llamativo.

Foto: Instagram

Es por ello que, para combatirlos, es importante que se tomen precauciones. El uso de guantes para realizar tareas manuales sobre la planta es indispensable.

Qué debemos saber sobre el pulgón amarillo

Esta plaga, como todos los pulgones, son chupadores y se alimentan de la savia. Eligen los brotes y hojas jóvenes para hacerlo. Esto produce que el crecimiento de la planta esté en riesgo.

Además, no solo es capaz de transmitir virus y bacterias, sino que también segrega una sustancia de la cual se alimentan las hormigas y estas, a su vez, alejan a los depredadores naturales de los pulgones para defender y asegurarse su comida.

Otra particularidad de estos insectos es que las hembras no requieren de la intervención de un macho para reproducirse esto hace que su multiplicación sea muy rápida.

Foto: Pinterest

Cómo combatir el pulgón amarillo

Existen una gran cantidad de recetas caseras para combatir este pulgón, también insecticidas químicos. Cualquiera sea el producto que se utilice, la clave para eliminarlos es ser constante en las aplicaciones debido a que rápidamente pueden volver a infectar la planta.

El aceite de Neem, la tierra diatomeas y el jabón potásico son las formas ecológicas más efectivas. Solo basta con pulverizar la planta haciendo hincapié en las zonas afectadas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?