Hank Aaron se vacuna contra el COVID-19 para concientizar a la comunidad afroamericana

Hank Aaron se vacuna contra el COVID-19 para concientizar a la comunidad afroamericana

El ex beisbolista, y miembro de Salón de la Fama, recibió la inyección como mensaje para que sus pares confíen y lo imiten. "Es solo una pequeña cosa que puede ayudar a millones de personas en este país", expresó emocionado.

Napsix

Napsix

El miembro del Salón de la Fama del Béisbol, Hank Aaron, el ex embajador de la ONU y líder de derechos civiles, Andrew Young, y el exsecretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Louis Sullivan, se vacunaron contra el COVID-19 en Georgia el martes, con la esperanza de enviar un mensaje a los afroamericanos de que las inyecciones son seguras.

Vacunarme "me hace sentir maravilloso", dijo Aaron a The Associated Press. "No tengo ningún escrúpulo al respecto, ya sabes. Me siento bastante orgulloso de mí mismo por hacer algo como esto. Es solo una pequeña cosa que puede ayudar a millones de personas en este país".

Recibieron las vacunas en una clínica de salud completamente nueva en la Facultad de Medicina de Morehouse, y reconocieron el legado de desconfianza que muchos tienen hacia la investigación médica, derivada del infame experimento de Tuskegee en el que los trabajadores de la salud estadounidenses dejaron la sífilis sin tratar en los hombres negros sin su consentimiento, haciéndolos sufrir innecesariamente.

La desinformación es difícil de superar: una encuesta realizada en diciembre por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research mostró que el 40% de las personas negras dijeron que no recibirían la vacuna contra el coronavirus. Tal vacilación está más arraigada que entre los blancos, a pesar de que los afroamericanos se han visto más afectados por el virus.

Young dijo que reclutó a Aaron y su esposa, Billye Suber Aaron, para vacunarse con él y Sullivan, quien fundó la escuela de medicina hace medio siglo y luego se unió al gabinete del presidente George H.W. Bush. Los Aaron, por su parte, han dado más dinero a la escuela de medicina que el que ganó el toletero en sus últimos cinco años jugando béisbol, observó Young.

Young elogió la nueva clínica y dijo que hará que la medicina sea "más relevante, más segura y más disponible para la gente de color pobre". "Creo que eso es lo que necesitamos en todo el estado de Georgia y el sur", dijo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?