La arriesgada decisión de Lady Di que enfureció a la reina Isabel II

La arriesgada decisión de Lady Di que enfureció a la reina Isabel II

Muchas de las resoluciones que tomaba Diana de Gales no eran bien vistas por la madre del príncipe Carlos.

Napsix

Napsix

Si hay algo por lo que se la recuerda a la princesa Diana de Gales es por su indiscutido buen gusto a la hora de vestirse. Su glamoroso estilo fue fuente de inspiración para miles de mujeres y al día de hoy, continúa siéndolo. La reina Isabel II, madre de su marido, en muchas ocasiones no se mostraba a favor de las decisiones que Lady Di tomaba para elegir sus vestimentas.

En 1985, durante una cena de gala celebrada en el Hotel Southern Cross de Melbourne (Australia), la princesa se llevó todas las miradas por un accesorio que lució. Sin embargo, su suegra enfureció al ver cómo utilizaba la costosa reliquia que ella misma le había regalado cuando se unió a la familia real.


Se trataba de un collar de esmeraldas estilo art déco que había pertenecido a la reina María y Diana usó como si fuera una diadema. "Lo que Diana llevaba puesto mientras bailaba en los brazos de su esposo era en realidad un collar que formaba parte de las Joyas de la Corona y que le había regalado la propia reina Isabel II. Era una pieza que le gustaba mucho a la reina pero decidió entregarla a Diana como regalo de bodas. De acuerdo con las fuentes cercanas a Su Majestad, después de haber visto lo que hizo, la reina se irritó mucho", reveló la experta en la familia real Debora Attanasio en una entrevista.

La realidad es que no era la intención de Lady Di usar la gargantilla de esa manera. Fue por accidente y el resultado le convenció. La biógrafa real Kitty Kelley contó que Diana estaba muy apurada e intentó colocarse el collar por la cabeza pero la joya se trabó en su nariz. Fue entonces el diplomático canadiense Victor Chapman quien la convenció de que la terminara usando en su frente.

"Chapman le dijo que lo dejara ahí porque lucía joven y divertido, igual que ella", señaló Kelley en su libro 'The Royals'. Al parecer, al príncipe Carlos le agradó cómo estaba su mujer ya que en las fotos de la velada se los ve muy felices juntos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?