Alta cocina: pechugas de pollo son salsa agridulce ¡en simples pasos!

Alta cocina: pechugas de pollo son salsa agridulce ¡en simples pasos!

La pechuga de pollo con salsa agridulce es uno de los platos más populares dentro de la cocina asiática.

Napsix

Napsix

Su característico sabor entre los límites de lo dulce y lo salado, cautiva a los comensales en una explosión de sensaciones. Lo que además resulta una excelente combinación para acompañar con arroz blanco. Hay que recordar que el pollo es uno de los ingredientes más versátiles de la cocina, se adapta a todo tipo de recetas, técnicas y elaboraciones.

Existen muchas formas de preparar este platillo, desde los más sencillos hasta los más tradicionales que incluyen marinar el pollo. En cualquiera de los casos, hay algunos ingredientes básicos que no pueden faltar, como el vinagre de arroz y el azúcar. Te encantara esta auténtica receta.

Ingredientes:

2 pechugas de pollo grandes

3 gr de ajo en polvo

Sal a gusto

Pimienta a gusto

30 cc de Aceite de oliva

Limón a gusto

Para la salsa:

100 cc vinagre de arroz

75 cc de salsa de soja

30 gr de azúcar morena

40 gr de harina de maíz (maicena)

200 cc de agua

40 gr de ketchup

Procedimiento:

Lava bien las pechugas de pollo, remover con el zumo de limón y quita el exceso bajo el agua.

Corta cada pechuga en dados medianos. Salpimentar y agrega el ajo en polvo. Reserva durante unos minutos.

Mientras tanto se prepara la sala. En un sartén caliente se coloca el vino de arroz, la salsa de soja, el kétchup y el azúcar moreno. Se lleva a hervor y se mantiene en el fuego medio revolviendo constantemente hasta que espese por unos 10 minutos aproximadamente. Se deja reposar.

En otro sartén se caliente el aceite de oliva y se cocinan los trozos de pollo hasta dorar por ambos lados. Cuando estén completamente listos, es momento de incorpora la salsa.

Nuevamente se lleva al fuego la salsa agridulce y se agrega la maicena disuelta en agua para ayudar a esperar aún más la salsa. Se revuelve bien y se vierte sobre el pollo cocido.

Con movimientos envolventes, remueve bien el pollo junto a la salsa. A la hora de servir se puede espolvorear un poco de ajonjolí o cebollino cortado en trozos muy pequeños darle color y textura.

Si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas nos puedes contactar a cocinamosjuntos@napsix.com Te contestaremos a la brevedad! 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?