Tres rutinas y ejercicios de cuerda para bajar de peso

Tres rutinas y ejercicios de cuerda para bajar de peso

Existe una cantidad considerable de opciones para perder kilos, pero pocas tan efectivas como las rutinas y ejercicios de cuerda, ya que facilitan la movilidad, permiten aprovechar el espacio y reducen el riesgo de lesiones

Napsix

Napsix

Las rutinas y ejercicios de cuerda representan la mejor manera de hacer cardio. Además, favorecen la tonificación de las piernas, aumentan la resistencia, mejoran la agilidad, optimizan la capacidad pulmonar y, sobre todo, contribuyen con la pérdida de peso.

En definitiva, según un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard, perder cerca de 10 calorías por minuto saltando la cuerda es una realidad. Por tal motivo, te recomendamos poner atención a los 3 ejercicios y 2 rutinas que mostraremos más adelante, las que podrían cambiar tu percepción sobre la manera de afrontar el adelgazamiento.

1. Salto básico inicial

  • La finalidad del salto básico inicial es ir conociendo y hacer el diagnóstico del rendimiento que puede ofrecer el cuerpo al saltar la cuerda, de modo que superemos etapas paulatinamente. Para llevar a cabo este ejercicio debes hacer lo siguiente:
  • Posiciona los pies en paralelo y toma la distancia de los hombros como referencia. Comienza a saltar con ambos pies a una cadencia lenta y sin tensar las piernas.
  • Busca que, al caer, la relajación de las piernas logre absorber el impacto para que el ejercicio se realice con naturalidad. Esto con la ayuda de los metatarsianos.
  • Genera un ritmo sostenido que relacione el salto y la caída con el fin de que no se perciban como dos secuencias aisladas. Prueba con el aumento de ritmo que soporte tu cuerpo y evalúa la respuesta.
  • Se recomiendan 3 series que estén entre 50 y 100 saltos, guardando un descanso de 30 segundos entre series.

2. Salto de cuerda con alternancia de pies

  • Con la alternancia de pies aumentamos la intensidad, el ritmo y acortamos los tiempos para nuestra misión de perder peso. Para conseguirlo se recomienda seguir estos pasos: Posiciona los pies en paralelo, pero con mayor cercanía en relación con la distancia de los hombros.
  • Salta la cuerda alternando los pies, tal como si te encontraras trotando a un ritmo moderado. Pon especial cuidado al cambio de pie en el instante que pasa la cuerda.
  • Aumenta el ritmo en forma de carrera cuando estés por acabar el ejercicio.
  • Realiza 3 series de 1 minuto, tomando un descanso de 30 segundos.

3. Skipping

  • Si has llegado al skipping, entonces ya superaste tanto el salto básico inicial como el salto de cuerda con alternancia de pies. De tal manera, te proponemos continuar el progreso con la próxima secuencia: Párate con los pies a una distancia que te asegure suficiente estabilidad.
  • Salta alternando los pies, pero esta vez levanta las rodillas por encima de la línea que marca tu cintura.
  • Comienza con una velocidad intermedia y aumenta el ritmo de skipping. Mientras haces los saltos debes tener el torso erguido y contraer tanto el abdomen como los glúteos.
  • La recomendación es realizar entre 3 y 5 series de 1 minuto. A su vez, el descanso será variable, dependiendo de la resistencia que tenga cada persona.

 Fuente: mejorconsalud.as.com/

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?