Alta cocina: sorprende con un rico pastel de calabin y champiñones ¡en pocos pasos!

Alta cocina: sorprende con un rico pastel de calabin y champiñones ¡en pocos pasos!

¿Te gustaría sorprender a tus comensales con un exquisito plato de entrada? Elabora este pastel de calabacín y champiñones. Es nutritivo y delicioso.

Napsix

Napsix

El pastel de calabacín y champiñones es un sabroso plato de entrada que se elabora con verduras y quesos. Estos ingredientes se mezclan con huevo batido, orégano y pimienta y luego se cocinan en el horno. Los huevos le dan una textura suave y agradable. El calabacín es una verdura muy saludable, que contiene 95 % de agua en su composición. Es un alimento muy recomendado para incluir permanentemente en la dieta diaria.

Esta maravillosa variante de consumir verduras resulta ideal para que los más pequeños de la casa ingieran estos alimentos y sus interesantes nutrientes. Esto es una ventaja, ya que es muy frecuente observar en los niños el rechazo hacia el consumo de vegetales. Sin dudas unas de las mejores recetas.

Ingredientes:

  • 2 calabacines de tamaño mediano
  • 225 gr. de champiñones
  • 1 patata grande
  • 220 gr. de queso crema
  • 100 gr taza de queso parmesano rallado
  • 3 unidades de huevo
  • 10 gr cuch de orégano
  • 3 gr de pimienta negra molida
  • 30 cc de aceite de oliva virgen
  • sal a gusto

Procedimiento:

Lava, pela y ralla la patata.

Lava los calabacines y corta los extremos. Corta un cuarto de calabacín en tiras finas y alargadas para decorar. El resto, rallarlo igual que la patata.

Limpia los champiñones con un paño limpio, retira los restos de tierra. Corta en láminas finas.

En una sartén antiadherente, vierte cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Calienta a fuego alto. Incorpora los champiñones y cocina durante unos minutos.

En un recipiente, bate los huevos, añade el queso crema y el queso parmesano. Agrega el orégano, la pimienta, la patata rallada, el calabacín rallado y la sal. Remueve muy bien hasta integrar los ingredientes.

Agrega los champiñones reservados y remueve.

Precalienta el horno a 180 grados.

Cubre un molde rectangular apto para horno con papel de horno. Vierte la mezcla de calabacín, patata, champiñones y queso.

Hornea durante 25-30 minutos hasta que se dore el pastel.

Cuando está cocido al introducir un palillo limpio de cocina debe salir limpio y seco.

Retira del horno y deja enfriar un poco para desmoldar el pastel.

Al servir, decora con las tiras de calabacín.

Si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas nos puedes contactar a cocinamosjuntos@napsix.com Te contestaremos a la brevedad! 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?