Asombroso: descubren que una "momia niño" no es humana

Un grupo de científicos israelíes descubrió que una momia egipcia era en realidad una figura artificial hecha de barro y grano.

Napsix

Napsix

Investigadores del Hospital Rambam, ubicado en la ciudad de Haifa, Israel, fueron los que dieron con el asombroso hallazgo. Analizando una momia egipcia de hace entre 2500 y 3000 años, conservada en el Museo Nacional Marítimo de esa localidad, descubrieron que no era un niño, como ellos creían.

En realidad, era una especie de escultura de barro y granos que representa a Osiris, el dios de los Muertos y antiguo señor egipcio del Inframundo. El objeto tiene cerca de un metro de altura y data de la primera mitad del primer milenio antes de Cristo. 

Se sometió el objeto a una tomografía computarizada y allí, se arribó a la conclusión. Fue necesario realizar estas examinaciones, debido a que el mes pasado se descubrió que otra momia era un ave.

La procedencia del objeto es incierta, pero se cree que lo más probable es que estuviera colocado en una tumba junto con el halcón momificado. Incluso se especula que podría haber pertenecido a un faraón.

Temas