Sin escrúpulos: le robaron su canasta a Eros, el perro domiciliario

El animal ayuda a los vecinos en estos momentos de crisis sanitaria, pero un grupo de vándalos le robó la canasta de los mandados.

Napsix

Napsix

La actual pandemia se ha extendido por todos los países habidos y por haber. Latinoamérica no es la excepción. Así es que las personas han tenido que ingeniárselas para hacerle frente a la “nueva normalidad”.

En la ciudad de Medellín, Colombia, han encontrado una manera de hacer las compras pero lograr el distanciamiento social a la vez. Eros es el perro de una familia, dueña de una tienda de alimentos en ese lugar. El perro aprendió poco a poco a llevar los mandados a las personas, y el negocio comenzó a recibir el pago a través de transferencia bancaria.

 

Una noche, el labrador chocolate estaba haciendo su trabajo cuando se aprovecharon de él. “Él iba con mi mamá a entregar un pedido, ella por alguna razón se devolvió y él detrás. Dejó la canastilla con el mandado, que era un cartón (10 cajetillas) de cigarrillos. El ladrón se llevó la canastilla y dejó los cigarrillos”, explicó Mauricio López, uno de los dueños del animal.

Y agregó: “Menos mal no le hicieron nada. Realmente fue un descuido que aprovecharon para robarle la canastilla”. Los vecinos se encontraron muy indignados al conocer la noticia, ya que era una manera cómoda y sencilla de adquirir los alimentos. La historia de Eros tuvo finalmente un final feliz. “Tuve que ir al centro a comprarle una nueva porque mañana (sábado) vamos a grabar con una cadena argentina, que quiere ver cómo Eros entrega los domicilios”, relató Mauricio.

 

Temas