Insólito: el alias que Lady Di usaba en las citas con su amante

Durante años, en sus encuentros secretos con James Hewitt, a la princesa Diana le gustaba que este la llamara con otro nombre.

Napsix

Napsix

Durante cuatro años, James Hewitt fue el profesor de equitación de la princesa Diana de Gales. Fue en ese período de tiempo que mantuvieron un romance en secreto que comenzó luego de que ella se enterara de la infidelidad del príncipe Carlos con Camila Parker Bowles.

Se reunían en secreto en Devon, en la casa de la madre del Oficial de Caballería del Ejército Británico y según aseguran, él la ayudó a soportar el romance que su marido mantenía con la duquesa de Cornualles. "James Hewitt fue muy importante para ella, de no casarse con el príncipe Carlos tal vez hubiese sido su esposo. Ella y Carlos pasaban tanto tiempo separados que Hewitt estaba ahí con sus hijos y ellos le tomaron cariño", indicó en una entrevista el historiador Andrew Morton.

Según el libro "Diana: un secreto muy bien guardado" que publicó Ken Wharfe, el encargado de seguridad de la princesa durante años, la pareja jugaban a las cartas, cocinaban juntos y paseaban frente al mar. Ella prefería que él la llamara Julia, una mujer a la que imaginaba libre, sin ataduras familiares.

Su romance oculto finalizó en 1990 cuando Hewitt debió cumplir obligaciones en Alemania. En 1995 la traicionó y publicó el libro "Princesa enamorada" y el mundo conoció la historia que Diana mantenía en secreto. "Le amaba, estaba enamorada de él… pero ahora estoy decepcionada", reveló ella en aquél entonces.

En 2015, sin haberse quedado conforme con la publicación del libro, el jinete quiso vender las cartas de amor que intercambió con la princesa de Gales.

Temas