¡Qué grosero!: el error de Peaky Blinders que no se puede perdonar

No importa que tan grande sea el presupuesto de una producción, ni que tan buenos actores integren su elenco; los errores están a la hora del día, más cuando se trata de un drama de época.

Napsix

Napsix

Creemos que todos los fanáticos de Peaky Blinders coincidieran en el hecho de que esta serie en particular está bastante cuidada en cuanto a su precisión con los elementos de época y los hechos de la historia mundial que transcurren en el periodo en que los hermanos Shelby viven.

Pero un error lo comete cualquiera, y la verdad que pese a ser bastante grosero, este descuido pasó por debajo de nuestras narices sin que nos diéramos cuenta; sobre todo porque no influye en el desarrollo de la trama y no tiene que ver con cosas que saltan a la vista como podría ser la vestimenta de Cillian Murphy quien interpreta a Tommy Shelby por ejemplo.

Sin embargo este error fue advertido por los fans interesados en la historia y cultura general de la humanidad. Resultó evidente para muy pocos y descubierto bastante tiempo después por los espectadores –nunca como esa fuente de distracción que significó el atroz vaso de Starbucks en Game of Thrones-, como dijimos Peaky Blinders suele ser muy prolija en estos términos.

El hecho en cuestión fue en una escena entre Thomas Shelby y su hijo, quienes juntos en vísperas de la navidad de 1925 dejan un pan de carne para Santa y su reno Rudolph. Bueno he aquí el defasaje: la realidad es que el personaje de Rudolph no existió hasta llegado el año 1940; el creador de este personaje no comenzó a escribir dicho libro hasta el año 1939. De todos modos fue una tierna escena, algo que no abunda en Peaky Blinders.

Temas