Sexo: ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tenés un orgasmo?

Seguramente para contestar a esta pregunta solo se te viene una palabra a la cabeza: placer. Eso es lo que le ocurre a tu cuerpo cuando tenés un orgasmo, ¿verdad? Pues razón no te falta. Pero también ocurren muchas otras cosas.

mdz curiosas

[MISSING]binding.image.description

A todos nos gusta tener orgasmos, de eso no hay dudas. Pero todo lo que ocurre en el cuerpo durante esos segundos de búsqueda y consecución del placer es un auténtico terremoto, ¡y es muy distinto en el cuerpo del hombre y en el de la mujer!

Para comenzar, los orgasmos masculinos duran de 3 a 10 segundos, mientras que los femeninos pueden durar hasta más de 20 segundos, ¡y pueden repetirse en la misma relación sexual! Ahí ya tenemos la primera diferencia, pero hay muchas más:

"Me di cuenta de que me sentía atraída sexualmente por mí misma de una manera que a la mayoría de la gente no le pasa". (foto meramente ilustrativa)

1.- Los orgasmos femeninos pueden ser clitorianos o vaginales, aunque el 80% de ellos son clitorianos. Los vaginales son mucho más intensos que los otros, y se alcanzarían solo a través de la estimulación del punto G con la penetración.

2.- Los hombres solo sienten placer verdadero durante el orgasmo, mientras que las mujeres pueden experimentar placer de más maneras durante una relación sexual a través de las sensaciones antes de llegar al orgasmo.

3.- Hay hombres que no eyaculan. Aunque no es lo normal, existe la posibilidad de la eyaculación retrógrada, que consiste en que en el momento del éxtasis, el cuello de la vejiga se cierra para que no se mezclen semen y orina y finalmente lo que expulsará por el pene se limitará a un par de gotas de esperma. Aunque no es habitual, sí es normal. ¡El sexo sin mancharse existe!

[MISSING]binding.image.description

4.- En el orgasmo femenino existen cuatro fases que se deben experimentar hasta llegar al clímax. Estas fases son excitación, meseta, orgasmo y resolución. El cerebro es el órgano que lidera toda esta cadena, haciendo que aparezca el deseo, que aumente la pulsación y el bombeo de la sangre, y que así existan contracciones en las paredes vaginales femeninas, lo que desencadenará en un orgasmo.

5.- Tras esto, el estrés y la ansiedad se reduce en un 50% más que en los hombres al experimentar el mismo placer, ¡muy fuerte!

6.- En los preliminares, es cuando el cuerpo sufre más cambios perceptibles. En los hombres el pene se pone erecto, al igual que los pezones e, incluso, la piel. Muchos chicos pueden expulsar un líquido conocido como preseminal, que sería el equivlente a la lubricación femenina.

7.- En el caso de la mujer, la lubricación es el más claro síntoma de que el cuerpo se está preparando para una relación sexual. Además los pechos se vuelven hipersensibles, y la vagina se agranda para facilitar el momento de la penetración.

[MISSING]binding.image.description

8.- El clítoris, por su parte, se contrae, y sólo aumentará de tamaño cuando experimente el orgasmo clitoriano, ¡en el que puede llegar a multiplicar su talla!

Aunque las reacciones del cuerpo son distintas entre hombres y mujeres, los beneficios de tener un orgasmo son compartidos: fuera estrés, sube el ánimo, genera hormonas de la felicidad y hace que estreches lazos con la persona que te los ha proporcionado. Así que ya sabes, prepárate para que tu cuerpo tenga un remolino de sensaciones y no te prives de sentir placer. ¡Vivan los orgasmos!

Floxernow

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?