Save the Children: En Siria, "las familias no pueden ni enterrar a sus hijos"

La escalada de violencia en el noroeste de Siria ha provocado en estos últimos dos meses la muerte de más de 60 niños, pero la sucesión de los bombardeos ha alcanzado tal nivel que "las familias no pueden ni enterrar a sus hijos", según Save the Children. 

mdz mundo

[MISSING]binding.image.description

La violencia ha dejado desde principios de mayo unos 300 muertos y más de 300.000 desplazados, según datos de la ONU. Save the Children ha advertido en un comunicado de que, en un contexto de tensiones constantes, muchas familias se ven abocadas a elegir entre huir o enterrar a sus seres queridos.

La directora de Respuesta Humanitaria de la ONG en Siria, Sonia Khush, ha relatado la historia de un padre que "tuvo la suerte de enterrar a sus hijas" antes de escapar. "Estas personas no solo están sufriendo la devastadora pérdida de un hijo, sino que ni siquiera tienen tiempo para celebrar un funeral adecuado. Intentan desesperadamente escapar de la violencia para proteger al resto de sus hijos", ha lamentado.

Los combates también han provocado en el último mes daños graves en al menos 35 escuelas del norte de Hama y del sur de Idlib, en un país donde ya hay 2,1 millones de niños que no asisten a la escuela y 1,3 millones corren el riesgo de abandonarla. Se estima que las bombas ya han afectado al 40 por ciento de la infraestructura escolar de todo el país.

Once de los 61 años muertos en los últimos dos meses en Idlib estaban de hecho en la escuela, una instalación teóricamente protegida por el Derecho Internacional Humanitario. 

Dpa

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?