Por qué la famosa diseñadora de moda Stella McCartney recomienda no lavar la ropa

La reconocida diseñadora de moda británica Stella McCartney aboga desde hace bastante tiempo por que las personas eviten usar la lavadora.

bbc mundo

Desde hace algún tiempo, Stella McCartney aboga por evitar el uso de la lavadora.

"Una regla básica en la vida: si realmente no necesitas limpiar algo, no lo hagas", dijo McCartney el pasado fin de semana durante una entrevista con el diario The Observer, haciendo notar que eso lo había aprendido mientras trabajaba en la calle londinense Savile Row, conocida por albergar prestigiosas sastrerías con gran tradición.

De hecho, la "regla es dejar que el sucio se seque y luego quitarlo con un cepillo", explicó.

Podría tratarse de un comentario que hizo de pasada al final de la entrevista. Sin embargo, hay algo en lo que dijo que se quedó en la mente de los lectores, muchos de los cuales lavan varias cargas de ropa cada semana.

Pero, en definitiva, ¿tiene razón?, ¿es mejor evitar lavar la ropa?

Impacto ambiental 

Esta no es la primera vez que McCartney recomienda no lavar la ropa. De hecho, desde hace tiempo aboga por evitar la lavadora tanto por extender la vida útil de las telas como por el impacto que lavarlas tiene sobre el ambiente.

Laura Díaz Sánchez, de la ONG Plastic Soup Foundation, está de acuerdo con esto, en especial cuando se trata de ropa de calle, que contiene una mayor cantidad de materiales sintéticos como poliéster y acrílico.

"Cada vez que lavamos nuestra ropa un promedio de nueve millones de microfibras (de plástico) son liberadas en el ambiente", explica a la BBC.

"La manera en que lavamos nuestra ropa tiene ese efecto, así como la forma en que se fabrican esas prendas. Mientras más lavamos nuestras ropas, mayor cantidad de microfibras son liberadas", agrega.

Mientras más ropa pones en cada carga de lavado, mayor cantidad de microfibras que se liberan en el ambiente.

Recomienda que al lavar se emplee agua a la temperatura más baja y que se emplee detergente líquido.

"El detergente en polvo crea más fricción entre la ropa (durante el lavado), por lo que se liberan más microfibras, mientras que el líquido es más suave. Mientras menos fricción hay en general, menos microfibras se liberan", agrega.

Por las mismas razones recomienda evitar sobrecargar la lavadora, pues cuanta menos ropa haya en el tambor, menor fricción.

El arte de cuidar la ropa 

Pero no se trata solamente de microfibras. Lavar una prenda con mucha frecuencia también puede reducir drásticamente su vida útil, lo que significa que tienes mayor probabilidad de tirarla a la basura y comprarte una nueva.

Andrew Groves, jefe del curso de diseño de moda de la Universidad de Westminster, le dice a la BBC que la fricción dentro de las lavadoras es lo que permite librarse de las manchas pero también es lo que distorsiona la forma y el color de las prendas.

"En mi armario tengo prendas que he mantenido durante décadas y que lucen como nuevas, simplemente porque yo sé cómo cuidarlas", afirma.

Dejar que la ropa se seque sola, aunque preferiblemente colocada sobre una superficie plana, es mejor que usar la secadora.

Explica que esto aplica tanto para la ropa de calle como para la de diseño.

"Mientras mejor cuidas de tu ropa, más te dura y, en consecuencia, resulta más sostenible (desde el punto de vista ambiental)", agrega.

Esto es particularmente cierto cuando se trata de ropa íntima.

McCartney le dijo a The Observer que ella "no se cambiaría el sujetador cada día", algo con lo que la diseñadora de ropa interior Naomi De Haan está de acuerdo.

El consejo oficial que ofrece De Haan para la gente que compra ropa de su marca, Edge O' Beyond, es lavar los sujetadores a mano en agua tibia después de haberlos usado unas cinco veces y utilizando algo suave como un champú de bebés.

Aunque las prendas que ella vende son más bien de lujo, le dice a la BBC que ese consejo se aplica también para la ropa de calle, aunque advierte que los sujetadores que se usan para hacer deporte deben lavarse con más frecuencia.

"El lavado a máquina puede destruir cosas como un lazo delicado o las sedas. También puede hacer que los alambres se salgan, que los colores se difuminen y si la prenda tiene una copa, esta puede defomarse", apunta.

Poner la ropa interior en una lavadora puede hacer que las prendas pierdan su forma y que se dañen los tejidos.

En caso de que necesariamente haya que lavar a máquina recomienda usar una bolsa especial para lencería, no usar agua demasiado caliente, devolverle la forma después del lavado y colgarla para que se seque o dejarla puesta sobre una superficie plana.

Y lo más importante: nunca, jamás, use la secadora.

No laves los jeans 

Sarah Clayton, jefe de la campaña Ama tu Ropa de la ONG ambientalista Wrap, también sugiere no lavar los jeans, sino airearlos entre uso y uso. "Si tienen una mancha podrías intentar limpiar solo esa parte con agua, en lugar de lavar toda la prenda", apunta.

Dejar tus jeans sin lavar puede sonar un poco desagradable, pero eso es lo que hace un hombre que sabe mucho al respecto: Chip Bergh, el director ejecutivo de Levi's.

La gente quedó un poco impresionada cuando en mayo de 2014, Bergh declaró orgulloso que los jeans que estaba vistiendo nunca habían sido lavados.

Casi cinco años más tarde, en marzo de este año, le dijo a CNN que aún no los había lavado, pese a que ya esos pantalones tenían 10 años.

El profesor Groves coincide con Bergh y recomienda, en cambio, meter los jeans en el congelador para matar los gérmenes.

"La mayor parte de las personas que conozco, cuando se trata de tela de jeans, no los lava nunca", dice.

"Eso puede parecer extraño, dado que se trata de los pantalones que quizá usan a diario, pero se debe a que no quieren que el color se pierda", explica.

Esta, asegura, es la actitud que espera que la gente tenga hacia toda su ropa, no solo con los jeans. 

BBC

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?