Murió Jean Vanier, fundador de El Arca

Las comunidades de El Arca son lugares donde las personas con discapacidad intelectual y aquellos que han venido a ayudarles pueden compartir su vida cotidiana. Las personas que acompañan desarrollan relaciones mutuas que van más allá de la ayuda y el trabajo. Juntos, los miembros de El Arca, tengan o no una discapacidad intelectual, construyen su vida comunitaria: participación en tareas, decisiones, reflexiones, celebraciones y encuentros, preocupación por los demás. Todos están invitados a contribuir a la vida en común, según sus capacidades y deseos.

MDZ Sociedad

Jean Venier junto a Francisco.

La Sala de Prensa del Vaticano ha informado que el papa Francisco fue informado de su muerte y “ora por él y por toda la comunidad de El Arca”.  Jean Vanier nació el 10 de septiembre de 1928. Fue el penúltimo de cinco hijos. Mientras planeaba una carrera militar -como su padre- se marchó a los 22 años, sintiendo una creciente atracción por un viaje espiritual.

En septiembre de 1950, se incorporó a l'Eau Vive, un centro de formación teológica para laicos. Se instaló allí porque deseaba ser sacerdote. En 1964, mientras visitaba un asilo psiquiátrico en los suburbios del sur de París, se sintió conmovido por la angustia de dos personas internadas: Raphaël Simi y Philippe Seux. Jean Vanier decidió establecerse y vivir con ellos. Fue en julio de 1964 cuando encontró una casa en Trosly-Breuil (Oise), es el comienzo del Arca.

Las comunidades de El Arca son lugares donde las personas con discapacidad intelectual y aquellos que han venido a ayudarles pueden compartir su vida cotidiana. Las personas que acompañan desarrollan relaciones mutuas que van más allá de la ayuda y el trabajo. Juntos, los miembros de El Arca, tengan o no una discapacidad intelectual, construyen su vida comunitaria: participación en tareas, decisiones, reflexiones, celebraciones y encuentros, preocupación por los demás. Todos están invitados a contribuir a la vida en común, según sus capacidades y deseos.

Hoy, El Arca acoge a más de 1.200 personas con discapacidad mental en 33 comunidades reconocidas como instituciones médico-sociales. La Federación Internacional de El Arca está presente en 38 países con 154 comunidades en los 5 continentes.

Jean Vanier fue también el origen de varios otros movimientos. En 1968, después de predicar un retiro en Toronto, nació el Movimiento Fe y Compartir, que ofrece retiros para religiosos, laicos y personas con discapacidades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?