Nace un nuevo gigante aeroespacial y de defensa en Estados Unidos

Raytheon y United Technologies acuerdan su fusión. La nueva empresa se convertiría en la segunda compañía aeroespacial y de defensa más grande del mundo en términos de ventas, después de la constructora de aviones estadounidense Boeing. 

mdz mundo

[MISSING]binding.image.description

Dos de las mayores empresas del sector aeroespacial y de defensa de Estados Unidos, United Technologies y Raytheon, han acordado la fusión de sus acciones. La nueva compañía —que se llamará 'Raytheon Technologies Corporation'— "ofrecerá tecnología expandida y capacidades de I+D para ofrecer soluciones innovadoras y rentables alineadas con las prioridades de los clientes y las estrategias de defensa nacional de EE.UU. y sus aliados y amigos", indicaron este 9 de junio las empresas en un comunicado.

"Esta transacción creará un proveedor de sistemas de primer nivel con tecnologías avanzadas para abordar segmentos de rápido crecimiento dentro de la industria aeroespacial y la defensa", reza el documento.

El ingreso anual de la nueva compañía podría ascender a unos 74.000 millones de dólares, indicaron las empresas. La sede del nuevo gigante estaría en el área de Boston. Por el momento Raytheon es la que tiene su sede en Waltham, Massachusetts, un suburbio de Boston.

Además, se precisa que las compañías Otis y Carrier, que por el momento forman parte de United Technologies, en la primera mitad del 2020 se separarán de la nueva empresa. Se espera que el acuerdo se cierre en el primer semestre del 2020, precisaron las compañías.

"La fusión de United Technologies y Raytheon definirá el futuro de la industria aeroespacial y la defensa", aseveró Greg Hayes, presidente y director general de United Technologies. "Al unir fuerzas, tendremos tecnología insuperable y capacidades ampliadas de I+D que nos permitirán invertir a través de los ciclos de negocios y abordar las prioridades más altas de nuestros clientes," ha concluido.

Anteriormente trascendió que el valor total de la compañía, resultado de esta fusión, alcanzaría unos 166.000 millones de dólares. La nueva empresa se convertiría en la segunda compañía aeroespacial y de defensa más grande del mundo en términos de ventas, después de la constructora de aviones estadounidense Boeing. 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?