Murió un comandante de la Policía de Bolivia en un accidente de tráfico

Murió un comandante de la Policía de Bolivia en un accidente de tráfico

Ocurrió en la autopista que conduce de La Paz a El Alto en medio de los enfrentamientos en esta última ciudad, lo que elevaría a cuatro el número de fallecidos en las protestas desatadas por el supuesto fraude en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

El comandante de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Bolivia, el coronel Heybert Yamil Antelo, ha muerto este martes en un accidente de tráfico ocurrido en la autopista que conduce de La Paz a El Alto en medio de los enfrentamientos en esta última ciudad, lo que elevaría a cuatro el número de fallecidos en las protestas desatadas por el supuesto fraude en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

Comandante de la Unidad Técnica Operativa Policial (UTOP), Heybert Yamil Antelo Alarcón

El subcomandante de la UTOP, el coronel Eddy Valda, contó que los hechos ocurrieron el domingo, cuando Antelo regresaba de El Alto, a donde había sido desplegado para sofocar los disturbios, en una moto. Un grupo de manifestantes le arrojó un artefacto explosivo y piedras y, al intentar esquivarlos, chocó contra un minibus. Finalmente ha muerto este martes en el hospital.

"Él ha dado su vida en el cumplimiento de su deber para que Bolivia siga adelante. Es un ejemplo de la Policía y de honor", ha dicho el 'número dos'. El Comando General ha acordado declarar a Antelo "héroe de la Policía y héroe de la democracia", según informa la agencia de noticias boliviana Fides.

Bolivia está sumida en una profunda crisis desde las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Los resultados oficiales dieron la victoria a Evo Morales, pero el candidato opositor Carlos Mesa denunció un "fraude gigantesco" del Gobierno para garantizar un cuarto mandato al líder indígena.

Ambos bandos llamaron a la movilización de sus simpatizantes, lo cual derivó en enfrentamientos, bloqueos y saqueos que se han saldado con al menos tres muertos, a los que se sumaría Antelo, y cientos de detenidos.

En este contexto, Morales accedió a que la Organización de Estados Americanos (OEA) hiciera una auditoría electoral que finalmente ha confirmado irregularidades. En respuesta, el aún presidente aceptó celebrar nuevas elecciones, pese a lo cual tanto la Policía como las Fuerzas Armadas le "sugirieron" que dimitiera.

Morales renunció al cargo el domingo y el lunes por la noche (hora local) embarcó en un avión rumbo a México, a donde ha llegado este martes como asilado político. El ya ex presidente y sus aliados denuncian un "golpe de Estado".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?