Trump prohibió usar equipos de telecomunicaciones de empresas que "puedan espiar"

El presidente norteamericano firmó una emergencia que prohíbe a las compañías estadounidenses usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a su país, en otro avance de la guerra comercial con China.

Redacción MDZ

.

KEVIN LAMARQUE

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, en una nueva escalada de la guerra comercial con China, firmó hoy una emergencia nacional que prohíbe a las compañías estadounidenses usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a su país, lo que podría impedir hacer negocios con firmas como la china Huawei.

El decreto anunciado por la Casa Blanca -según informó EFE- no menciona a países o compañías específicas, pero la administración ha estado tratando de evitar que naciones aliadas usen equipos de la compañía de tecnología china Huawei.

Estados Unidos, que mantiene una creciente confrontación comercial con China, también advirtió sobre los esfuerzos de Huawei para expandirse a Europa.

A Estados Unidos le preocupa que China pueda usar Huawei para obtener acceso a información privada, comercial o de otro tipo que pueda comprometer la OTAN y las operaciones de inteligencia aliadas.

Horas antes de que se formalizara esta prohibición, Huawei aseguró que su devenir económico no se verá afectado si se concretaba.

Aunque no menciona, la orden ejecutiva que Trump, que fue anticipada por el Financial Times, tiene en el centro de su mira a Huawei, que es eje de una campaña internacional impulsada por Washington para que los países de occidente veten su participación en el tendido de las redes de conectividad 5G.

El encargado hasta ahora de resistir la firma de esa medida era el propio Trump, dado que no quería poner en peligro un posible acuerdo comercial con China, informó el Financial Times.

La orden invocaría la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que otorga al presidente la autoridad para regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenaza al país.

Ante esta posibilidad el responsable de inversiones de Huawei, Wang Tao, aseguró hoy en Beijing que la prohibición no afectaría las cuentas de la empresa dado al escaso volumen de negocios que tiene en Estados Unidos.

"Nuestro negocio en Estados Unidos no es demasiado grande", aseveró Wang durante una rueda de prensa y detalló que Huawei está presente en "170 países y regiones", un factor que le hace menos dependiente de su actividad en dicho estado.

Asimismo, sostuvo que "considerar a una compañía como un desafío a la seguridad no es el camino correcto para avanzar. Esto no ayudará a mejorar la ciberseguridad en las sociedades inteligentes del futuro", según declaraciones reproducidas hoy por EFE.

Washington ya había prohibido a todas sus agencias gubernamentales adquirir productos de Huawei, una decisión que la firma china considera "inconstitucional" y por la que ya presentó una demanda contra el Gobierno estadounidense, pero esa medida no afectó las cuentas de la empresa -la principal fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo-, que en 2018 aumentó un 25,1% sus beneficios y que en los primeros tres meses de 2019 facturó un 39% más que en el mismo período del año anterior.

Para consolidar los temores de Washington de que Huawei se expanda por Europa, ayer la empresa china afirmó que está lista para firmar un acuerdo de "no espionaje" con el gobierno británico para asegurarle a la dirigencia política que no tiene intención de permitir que su tecnología se utilice para espiar, aseguró hoy el presidente de la compañía, Liang Hua.

"Estamos dispuestos a firmar un acuerdo de no espionaje con el gobierno del Reino Unido", sostuvo el empresario, y señaló que este pacto implicaría una relación "sin espionaje, sin puertas traseras".

El ejecutivo hizo esas declaraciones ante periodistas ingleses, durante una visita a Londres en la que aseguró que las preocupaciones sobre las leyes chinas que supuestamente requieren que las empresas cooperen con las agencias de inteligencia estatales son exageradas.

A finales de abril se filtraron en los medios británicos las discusiones de una reunión del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) del Reino Unido, según las cuales Londres habilitaría a Huawei suministrar equipos para las partes "no esenciales" ("no core") de la red.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?