Europa aprobó nuevas normas para escisiones y fusiones de empresas

En concreto, la directiva "permitirá a las empresas aprovechar el máximo las ventajas del mercado único de la UE", ha informado el Consejo de la UE en un comunicado. Para ello, introduce procedimientos armonizados para transformaciones, fusiones y escisiones y establece normas adicionales para el caso concreto de las fusiones transfronterizas de sociedades de responsabilidad limitada radicadas en un Estado miembro.

redacción mdz

.

Los gobiernos de la Unión Europea han respaldado este miércoles la propuesta legislativa de la Comisión Europea que busca facilitar las fusiones y las escisiones empresariales, así como el traslado de su sede dentro del bloque comunitario, con el objetivo de impulsar la movilidad transfronteriza de las firmas europeas.

Los Veintiocho han pactado a nivel de embajadores ante la UE sus 'líneas rojas' de cara a las negociaciones que ahora deben comenzar con los representantes del Parlamento Europeo para aprobar esta nueva normativa.

En concreto, la directiva "permitirá a las empresas aprovechar el máximo las ventajas del mercado único de la UE", ha informado el Consejo de la UE en un comunicado. Para ello, introduce procedimientos armonizados para transformaciones, fusiones y escisiones y establece normas adicionales para el caso concreto de las fusiones transfronterizas de sociedades de responsabilidad limitada radicadas en un Estado miembro.

Además, las nuevas reglas incluyen una serie de garantías para proteger a accionistas, empleados y acreedores de la sociedad que debe pasar por uno de los citados procedimientos. Por último, fomentan el uso de herramientas digitales en todas las operaciones transfronterizas y el intercambio de información pertinente a través de los registros mercantiles.

El Ejecutivo comunitario presentó su propuesta legislativa en abril del año pasado porque considera que las legislaciones nacionales vigentes son muy diferentes entre ellas e incluso ponen "obstáculos administrativos excesivos", algo que impide a las sociedades buscar nuevas oportunidades.

Según los cálculos de Bruselas, las empresas europeas se ahorrarán entre 12.000 y 19.000 euros por operación y hasta 280 millones de euros en cinco años gracias a la nueva directiva.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?