"Esa no es manera de hablarle a EEUU": Detalles de la pelea de Trump con Dinamarca

El mandatario canceló su viaje al país nórdico tras la negativa de las autoridades de discutir la venta de la isla. Tachó de 'grosera' la respuesta de la primera ministra danesa sobre la venta de Groenlandia, considerada "absurda", por los daneses. 

mdz mundo

Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca.

El presidente estadounidense, Donald Trump, calificó de "grosera" y "poco amable" la forma en que Mette Frederiksen, la primera ministra de Dinamarca, rechazó públicamente su propuesta de venderle la isla de Groenlandia a EE.UU.

"Esa no fue una manera amable de hacerlo", expresó el mandatario en declaraciones a la prensa realizadas este miércoles frente a la Casa Blanca.

Esta jornada, el presidente anunció, además, que decidió posponer su reunión con Frederiksen, programada para el próximo mes. El líder estadounidense explicó que la medida responde a la falta de interés, por parte de la mandataria, en discutir la venta de Groenlandia.

Visita cancelada 

"La primera ministra logró ahorrar una gran cantidad de gastos y esfuerzos tanto para Estados Unidos como para Dinamarca al ser tan directa. ¡Le agradezco por eso y espero reprogramar [la reunión] en algún momento en el futuro!", aseveró Trump en un tuit.

Frederiksen, ha declarado este miércoles que se siente "molesta y sorprendida" por la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de posponer su visita al país programada para septiembre, debido a la falta de interés de Copenhague de discutir la venta de Groenlandia.

"Había estado esperando la visita y hemos estado en el proceso de preparación", se lamentó la política en declaraciones a la prensa.

"Un gran insulto a la reina" 

Por su parte, varios políticos daneses se han mostrado indignados por la decisión de Trump, denunciando que su repentino paso atrás ofende a la reina Margarita II, que invitó formalmente al mandatario.

"Esto va en contra de todo y es un gran insulto a la reina como anfitriona", sentenció Soren Espersen, parlamentario del Partido Popular Danés, en declaraciones a la agencia Ritzau.

Otra legisladora y expresidenta del Parlamento, Pia Kjaersgaard, criticó a Trump por mostrar una "total falta de respeto" y por ser "grosero con el pueblo danés y la reina que lo había invitado", opinión que también fue expresada por el excanciller Uffe Ellemann-Jensen.

"Trump vive en otro planeta. Centrado en sí mismo e irrespetuoso", tuiteó Pernille Skipper, legisladora de la Alianza Rojo-Verde.

La propia monarca no se refirió públicamente al asunto, pero Lene Balleby, portavoz de la familia real, declaró a AP que la noticia de que Trump canceló su viaje fue "una sorpresa".

Una idea "absurda" 

En días previos, The Wall Street Journal afirmó que Trump supuestamente estaba considerando la compra de Groenlandia, que pertenece a Dinamarca pero disfruta de amplios derechos de autonomía. Más tarde, el mandatario confirmó a los periodistas que estaba interesado en comprar la isla, por motivos estratégicos.

Por su parte, Frederiksen tachó la idea de Trump de "absurda" y aseveró que Groenlandia "no está a la venta".

"La primera ministra logró ahorrar una gran cantidad de gastos y esfuerzos tanto para Estados Unidos como para Dinamarca al ser tan directa. ¡Le agradezco por eso y espero reprogramar [la reunión] en algún momento en el futuro!", aseveró Trump en un tuit.

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?