Elecciones en Portugal: se impuso el socialismo, pero necesitará aliados

El partido del primer ministro António Costa se imponía en las elecciones parlamentarias de hoy

Redacción MDZ

Antonio Costa, primer ministro de Portugal.

Cope

El Partido Socialista (PS) del primer ministro António Costa se imponía en las elecciones parlamentarias de hoy en Portugal pero sin poder sortear la necesidad de formar una coalición para mantenerse en el gobierno, según datos oficiales.

El PS reunía 38,29% de los votos cuando se había completado 35% del escrutinio oficial, informó el Ministerio de Administración Interna y recogió la agencia de noticias EFE.

De mantenerse alrededor de ese porcentaje de votos, el PS obtendrá poco menos de las 116 bancas que se necesitan para tener mayoría simple en la Asamblea de la República (parlamento), según proyecciones citadas por la agencia Europa Press.

De ese modo, deberá formar nuevamente una alianza para poder gobernar, tal como sucedió cuatro años atrás, cuando, con 32,31% de los sufragios, el PS fue segundo en las elecciones pero accedió al gobierno gracias al entendimiento con otras fuerzas.

Sus actuales aliados, el Bloco de Esquerda (Bloque de Izquierda) y la coalición de comunistas y ecologistas (CDU) obtenían hoy 6,81% y 4,59% de los votos, respectivamente.

Con esos guarismos, estas dos agrupaciones ganarán los escaños suficientes para garantizar una holgada mayoría a la coalición gobernante siempre y cuando se mantenga la alianza.

En segundo lugar se ubicaba la principal fuerza de oposición, el Partido Social Demócrata (PSD), con 33,28% de los sufragios.

Así como para el PS es el primer triunfo de su historia, para el PSD resulta su peor resultado histórico.

Al mediodía, la participación era de 18,83%, casi dos puntos por debajo del 20,65% que se registró a la misma hora en los comicios legislativos de 2015.

Los últimos sondeos proyectaron resultados muy similares a los que arrojaba el escrutinio oficial.

A partir de esos pronósticos, el presidente Rebelo de Sousa hizo un llamado “urgente” a los portugueses a definir el rumbo de los próximos cuatro años.

De Sousa consideró que “las señales económicas y políticas preocupantes, en el mundo y en Europa, son hoy más claras que en mayo”, y que la relación entre el Reino Unido y la Unión Europea es todavía “más indefinida” que hace cinco meses.

“Los efectos de la situación internacional en nuestra economía serán importantes en el período de cuatro años, abierto por las elecciones de mañana”, dijo el jefe del Estado, que recordó igualmente algunas citas que coincidirán con el mandato del próximo parlamento, como la Conferencia Mundial sobre los Océanos que se celebrará en Portugal en 2020, la Presidencia lusa de la UE (2021) o las cumbres iberoamericanas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?