Corea del Norte: ONU denuncia que se debe sobornar para obtener derechos básicos

Corea del Norte: ONU denuncia que se debe sobornar para obtener derechos básicos

Naciones Unidas asegura que los norcoreanos dependen de los sobornos a funcionarios.&nbsp;El arresto y la tortura, amenazas para quienes se arriesgan a salirse del carril oficial.&nbsp;<br>

La incapacidad del régimen de Corea del Norte de cubrir las necesidades más básicas de sus ciudadanos les obliga a vivir en realidades y mercados paralelos en los que básicamente dependen de los sobornos a funcionarios para ver cubiertos derechos teóricamente "universales e inalienables" como son la alimentación, la atención sanitaria o la libertad de movimiento.

Así figura en un informe publicado este martes por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y en el que se asegura que el sistema de redistribución estatal ideado por el régimen comunista lleva más de dos décadas roto, lo que obliga a la ciudadanía a buscarse la vida y arriesgarse a ser víctimas de arrestos o extorsión.

Naciones Unidas ha recabado 214 testimonios de desertores en Corea del Sur y ha denunciado las consecuencias de un colapso que comenzó en la década de los noventa. Desde entonces, los ciudadanos apenas pueden vivir de lo que les proporciona el Estado --desde trabajo a comida o ropa-- y se ven abocados al denominado 'sector informal'.

"Si sigues las instrucciones, te mueres de hambre", resume una de las personas entrevistadas. Todo el sistema termina dependiendo por tanto de prácticas tan ilegales como asentadas como el soborno de funcionarios que pueden hacer la vista gorda frente a quienes aspiran a tener algún tipo de negocio privado, por rudimentario que sea, sin ser detenidos.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha advertido en un comunicado de que "los derechos de alimentación, sanidad, vivienda y libertad de movimiento son universales e inalienables, pero en Corea del Norte dependen básicamente de la capacidad de cada invidividuo para sobornar a funcionarios".

Detenciones y abusos 

Este contexto deriva a su vez en nuevos abusos, habida cuenta de que no existen garantías procesales y que quienes son detenidos se arriesgan a ser víctimas de tratos degradantes o torturas. Según la ONU, gozar de un buen trato durante un arresto también puede depender de sobornar a autoridades.

"Sentía que era injusto que alguien pudiese pagar un soborno para librarse (de la detención) y que otro sufriera mucho más por no poder pagarlo. El soborno es eficaz en Corea del Norte", reconoce otro de los testigos consultados por los investigadores.

Estos testimonios son claves para conocer de primera mano la realidad de un país que apenas facilita datos y que impide el acceso de organizaciones internacionales y periodistas; en el que cuestionar la doctrina del régimen que encabeza Kim Jong Un sigue siendo motivo de represalia.

La ONU calcula que 10,9 millones de personas, más del 43 por ciento de la población total, sufren desnutrición y casi 10 millones no tienen acceso a agua potable. Además, para el 16 por ciento de la población contar con instalaciones mínimas de saneamiento sigue siendo un utopía.

Sin embargo, el Gobierno destina grandes recursos a gastos militares y Corea del Norte mantiene el mayor ratio per cápita de personal militar de todo el mundo. Esta militarización se traslada también a las perspectivas de vida de la juventud, ya que más de un millón de hombres y mujeres jóvenes se ven obligados a dejar su trabajo para incorporarse a las Fuerzas Armadas.

Bachelet ha tachado de "horribles" unas cifras que "rara vez se encuentran incluso en países asolados por el conflicto". "Me preocupa que el foco constante en el tema nuclear siga desviando la atención de la terrible situación de Derechos Humanos para muchos millones de norcoreanos", ha subrayado, en alusión a los trabajos en favor de la desnuclearización de la península de Corea.

La jefa de Derechos Humanos de la ONU ha subrayado que "nadie debería ser arrestado, procesado o extorsionado simplemente por intentar lograr un nivel de vida adecuado", por lo que ha llamado a introducir "una batería de reformas significativa" que comienza por abrir el abanico de libertades para una población asfixiada.

El informe, ha añadido, "ilustra de forma clara la importancia de que el Gobierno ataje los profundos problemas de Derechos Humanos". "Solo entonces se puede desmantelar un sistema endémico de corrupción que pervierte todos los aspectos de la vida", ha remachado Bachelet. (DPA

¿Querés recibir notificaciones de alertas?