Ciencia: ¿mujeres superando a hombres en deportes de extremo rendimiento?

Ciencia: ¿mujeres superando a hombres en deportes de extremo rendimiento?

Soportando tormentas, calor sofocante y lluvias en medio del frío, Fiona Kolbinger pedaleó 4.000 kilómetros en poco más de 10 días a lo largo de unos de los terrenos más exigentes de Europa. Venció a las mujeres, pero también a los hombres.&nbsp;<br>

La ciclista alemana se convirtió en la primera mujer en ganar la Transcontinental, una carrera ciclista de ultrafondo que se celebra en Europa cada año.

De por sí eso ya es sobresaliente: era la primera vez que competía en un evento de ciclismo extremo.

Pero lo que es más extraordinario es que completó la brutal travesía desde Bulgaria hasta Francia diez horas más rápido que su rival más cercano.

"Estoy tan, tan sorprendida de ganar", declaró.

"Cuando entré en esta carrera pensé que tal vez podría disputar el podio femenino, pero jamás pensé que ganaría toda la carrera".

Quizás no debió haberse sorprendido tanto: su resultado es una de varias victorias registradas por mujeres atletas de extremo rendimiento en años recientes.

[MISSING]binding.image.description

En enero, la ultramaratonista británica Jasmin Paris se convirtió en la primera mujer en ganar la carrera Montane Spine de 431 km en Reino Unido, completando el trayecto en 83 horas, 12 minutos y 23 segundos, rompiendo el récord por 12 horas.

Eso incluyó el tiempo que ocupó amamantando a su bebé durante la prueba.

Y en mayo, la médico interna británica Katie Wright derrotó a 40 hombres y otras seis mujeres al ganar el Riverhead Backyard ReLaps Ultramaratón en Nueva Zelanda, corriendo casi sin parar durante 30 horas.

¿Es esto una manifestación que las mujeres se desempeñan mejor en eventos de extremo rendimiento? Si es así, ¿por qué?

En general, las mujeres tiene una mayor distribución de fibras musculosas de contracción lenta, explicó el doctor Nicholas Tiller, profesor de fisiología aplicada de la Universidad Sheffiel Hallam, en Inglaterra. Esas fibras musculosas no se fatigan tanto y son mejor adaptadas a la resistencia.

Jasmin Paris rompió el récord de la carrera Montane Spine en más de 12 horas,

Indicó que los hombres todavía tienden a tener músculos más grandes y mayor capacidad máxima como la fuerza y potencia aeróbica, que son las razones por las que las mujeres generalmente no pueden competir contra hombres en distancias más cortas, como un maratón convencional. 

El maratón de Londres de este año fue ganado por Eliud Eliud Kipshge en un tiempo de dos horas, dos minutos y 38 segundos. Brigid Kosgei, que fue la mujer ganadora tomó 16 minutos más en completarlo. 

"Una de las razones por las que las mujeres tienden a competir con hombres y algunas veces superarlos, es que las mayores capacidades máximas de los hombres no son tan importantes en eventos de resistencia extrema", dijo el doctor Tiller, que también es un ultramaratonista. 

Indicó que en carreras de extrema resistencia, el rendimiento de los atletas nunca llega cerca de su capacidad máxima. Se trata mucho más del estado físico periférico, de la eficiencia en consumo de oxígeno y la fortaleza mental. 

Mientras las mujeres no superan a los hombres en deportes de fondo, en los deportes de extremo rendimiento son mucho más competitivas, dijo. 

"Los ultramaratones son los grandes niveladores", comentó el doctor Tiller, "porque no hay otros deportes en los que hombres y mujeres pueden competir codo a codo en términos de su condición física". 

Entre "mayor sea la distancia, menor es la brecha entre hombres y mujeres", señaló Fiona Oakes, una ultramaratonista que ostenta cuatro récords mundiales.

Fiona Oakes dijo que las mujeres tienen una psiquis completamente diferente a la de los hombres.

"Definitivamente, de las carreras que he hecho, las mujeres se desempeñan de una manera completamente diferente", le contó a la BBC. Se dio cuenta de esto mientras completaba un maratón en el Polo Norte.

"Las mujeres tienen una psiquis completamente diferente", dijo. "Durante la carrera en el Polo Norte, muchos de los hombres tendieron a arrancar muy rápido. En esa carrera en particular, es imperativo que empieces al mismo ritmo que vas a terminar porque, si no lo haces y desaceleras durante la carrera, te va a dar hipotermia". 

Una de las razones por las que la mujeres podrían tener un mejor desempeño en evento de extremo rendimiento es cómo lidian con las emociones, opinó la doctora Carla Meijen, profesora de Psicología Aplicada al deporte, la la Universidad St Mary's en Twickenham, Inglaterra. 

"Cuando pensamos en eventos de extremo rendimiento, una de las cosas más prevalentes son las emociones por que te fatigas, estás privada de sueño y estás cansada, y eso causa cosas como confusión y respuestas emocionales menos beneficiosas", explicó. 

"Típicamente, las mujeres enfrentan situaciones con un foco más emocional, de manera que se concentran más en cómo reformular lo que están sintiendo más que los hombres en general. Esa podría ser la razón por la que están mejor capacitadas para esos eventos extremos".  

Cuando Jasmin Paris ganó la carrera Montane Spine, descansó apenas siete de las 83 horas, durante las cuales tuvo que dormir, comer y organizar su equipo. En la última sección de la carrera, empezó a alucinar, imaginándose que podía ver animales saliendo de las rocas. Se olvidaba de lo que estaba haciendo antes de recordar que estaba participando en una carrera. 

En 2017, la ultramaratonista estadounidense Courtney Dauwalter ganó la carrera MOAB, en el estado de Utah, en menos de 58 horas. Lo logró con sólo 21 minutos de sueño. 

En otra carrera extrema de 160 km, corrió los últimos 20 kilómetros con una ceguera total. Le tomaron cinco horas antes de que la visión le regresara por completo. 

Le comentó a la revista especializada Trail Runner que había continuado corriendo, cayéndose varias veces y terminó la carrera con una herida sangrante en la cabeza. 

Courtney Dauwalter ganó la carrera MOAB de 383 km con solo 21 minutos de sueño.

"No procesé por completo lo que estaba sucediendo. En ese momento, sólo pensaba 'estoy en esta carrera, necesito seguir moviéndome'", le dijo a la revista.

La doctora Meijen señaló que en investigaciones que condujo con Paul Anstiss y el profesor Samuele Marcora de la Universidad de Kent, encontró que algunas atletas de alto rendimiento mencionaron que anteriores experiencias como el parto las habían ayudado durante las carreras. 

"Algunas mujeres participantes dijeron que eventos como el parto les habían ayudado a lidiar con el dolor lo que significaba que tenían más confianza en ellas mismas para continuar adelante a pesar del dolor", expresó la doctora Meijen. "Cuando hablas de extrema resistencia, es una experiencia muy dolorosa". 

Sin embargo, agregó que había muy poca investigación en torno a mujeres atletas versus hombres atletas y "muchas otras investigaciones no los comparaban".

No hay muchas muestras para determinar si las mujeres son mejores atletas de extremo rendimiento que los hombres, indicó el doctor Bryce Carlson, un ultramaratonista y el primer estadounidense en completar la carrera de remo de 3.218 km del Atlántico Norte de oeste a este en solo.

"En unos años, una mujer podrá ganar totalmente", declaró. "Cuando eso suceda, será una muestra muy pequeña, en la que tendrás una atleta mujer élite que ha entrenado muy bien y muy duro y tiene grandes capacidades en el deporte, y la competencia en el deporte masculino podría no ser tan alta".

Expresó que la corredora extrema Ann Trason rompió récords y le ganó a hombres en ultramaratones desde finales de los 1980 hasta 2004.

Obtuvo el título de corredora extrema del año durante más de una década y quebró 20 récords mundiales en distancias desde 65 hasta 161 kilómetros. Sus logros desataron un debate sobre si las mujeres empezarían consistentemente a derrotar a los hombres en deportes de extremo rendimiento. 

"Hubo mucha discusión en esa época sobre si cuando se corre distancias cada vez más largas, la brecha de fuerza entre mujer y hombre se cierra hasta el punto en que mujeres y hombres estarían compitiendo a la par", señaló el doctor Carlson. 

Treinta años después de ese debate, dijo, más y más mujeres están compitiendo en eventos extremos, pero todavía los hombres generalmente de desempeñan mejor que las mujeres. 

Fiona Oakes, la ultramaratonista, comentó que las mujeres "no han estado compitiendo en estos eventos durante mucho tiempo" pero que en la actualidad las mujeres estaban "mejorando mucho más rápido que los hombres".

"Cuando participé en el Maratón des Sables, no había muchas mujeres compitiendo en la carrera, ahora están entre los 20 primeros puestos al lado de los hombres en estas carreras extremas", señala Oakes.

"Las mujeres están allí derrotando a los hombres. Vamos a verlo mucho más frecuentemente. Están encontrando su lugar en en estos eventos extremos y veremos muchas más mujeres llegando a la cima". 

BBC

¿Querés recibir notificaciones de alertas?