Caídas las negociaciones, el chavismo contraatacó con un "diálogo nacional"

Lo anunció el gobierno chavista de Venezuela, con un grupo de dirigentes escindidos del grueso de la oposición. Juan Guaidó, calificó esa iniciativa como "irresponsable".

Redacción MDZ

El Gobierno de Nicolás Maduro avanza en un "diálogo nacional"

dpa

El gobierno chavista de Venezuela anunció hoy la instalación de un "diálogo nacional" con un grupo de dirigentes escindidos del grueso de la oposición, horas después de que esta diera por terminadas las negociaciones que se llevaban a cabo en Barbados bajo el auspicio de Noruega.

El presidente interino designado por el parlamento, Juan Guaidó, calificó esa iniciativa como "irresponsable" y reveló que en aquellas negociaciones había propuesto formar un "consejo de gobierno de transición", sin él ni el mandatario chavista Nicolás Maduro, para que administrara el país hasta que se celebraran elecciones presidenciales.

Los anuncios del chavismo y de Guaidó tuvieron lugar luego de que el gobierno interino informara anoche que el diálogo propiciado por Noruega "se agotó", más de un mes después de que Maduro lo suspendiera unilateralmente.

El Acuerdo de la Mesa de Diálogo Nacional fue firmado hoy en la Casa Amarilla -sede del Ministerio de Relaciones Exteriores- por dirigentes del chavismo y tres opositores disidentes, ante la presencia del cuerpo diplomático acreditado en el país, informó la cancillería.

El chavismo estuvo representado por la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y los ministros de Comunicación e Información, su hermano Jorge Rodríguez, y de Educación, Aristóbulo Istúriz, y la contraparte, por el diputado Timoteo Zambrano, el ex alcalde Claudio Fermín y el secretario general del Movimiento al Socialismo (MAS), Felipe Mujica.

Zambrano aseguró que el grupo ya alcanzó coincidencias, entre las que destacó el regreso del bloque del chavismo a la Asamblea Nacional (AN, el parlamento con holgada mayoría opositora), el nombramiento de nuevas autoridades para el Consejo Nacional Electoral (CNE) "a corto plazo" y "la libertad de varios presos políticos", según el diario digital Descifrado.

"En aras de profundizar y extender el diálogo político e institucional se incorporarán a la AN la fracción parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y las fracciones aliadas del gobierno bolivariano", coincidió Jorge Rodríguez, quien también ratificó el propósito de renovar las autoridades del CNE.

Guaidó respondió en rueda de prensa que ese acuerdo "entre el régimen y supuestos opositores" es "irresponsable", y subrayó: "Ya el régimen ha intentado esto antes, eso de poner pañitos de agua caliente. Es irresponsable y sádico."

El presidente interino aseguró que "el régimen abandonó la negociación" que auspiciaba Noruega "justo cuando se había avanzado en una propuesta concreta".

Esa propuesta comprendía "la creación del consejo de gobierno de transición plural con presencia equitativa de las distintas fuerzas políticas y de la Fuerza Armada Nacional, e implicaría la salida inmediata de Maduro y mi separación del cargo", reveló.

Agregó que la iniciativa abarcaba también "un nuevo CNE" y la liberación de los "presos políticos" para "convocar elecciones presidenciales libres en nueve meses, con observación internacional".

Asimismo, según Guaidó, "la oposición al chavismo propuso el ingreso inmediato de ayuda humanitaria, la protección del Esequibo (un extenso territorio en poder de Guyana que Venezuela reclama como propio) y un acuerdo para superar el aislamiento financiero".

"Este es el corazón de la propuesta por la cual el régimen salió corriendo", afirmó Guaidó, según reprodujeron el diario caraqueño El Nacional y el propio gobierno interino en un comunicado.

El diálogo entre representantes de Maduro y Guaidó, auspiciado por el gobierno de Noruega, tuvo cinco sesiones: dos en mayo, en Oslo, y tres en julio, en Bridgetown, Barbados.

A comienzos de agosto, Maduro anunció la suspensión unilateral de las negociaciones, después de que Estados Unidos decretara el embargo de todos los activos del Estado venezolano en jurisdicción norteamericana.

Pese a que Noruega envió una misión a Caracas, cuyos integrantes conversaron con delegados de las dos partes, y a que Maduro dijo a fines de agosto que había "contactos" para reanudarlo, el diálogo quedó congelado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?