Así derribaron el edificio Mónaco, que fuera fortaleza de Pablo Escobar

Para derrumbar el edificio, uno de los lugares visitados en los llamados "narcotours" y fotografiado en innumerables ocasiones por curiosos turistas, se procedió a la evacuación de todas las viviendas dentro de un perímetro de radio de 100 metros, lo que involucra el desalojo de 1.500 personas. El acto estuvo abierto al público.

Redacción MDZ

El edificio Mónaco, en su esplendor.

Varios segundos fueron necesarios para reducir a escombros el edificio Mónaco, refugio del cartel de Medellín y vivienda del capo de la droga Pablo Escobar entre 1986 y 1989. Veintiséis años después de su muerte, en 1993, una nube de polvo se llevó este viernes este símbolo del pasado sangriento de una ciudad, que en 1991 era considerada la más violenta del mundo.

En el lugar donde estaba el edificio, prácticamente en ruinas, se construirá un parque dedicado a las víctimas del narcoterrorismo, que en tan solo una década provocó más de 46.000 homicidios. Con este acto, la Alcaldía de Medellín pretende cerrar heridas y escribir un nuevo capítulo sobre la memoria histórica de la ciudad.

Para derrumbar el edificio, uno de los lugares visitados en los llamados "narcotours" y fotografiado en innumerables ocasiones por curiosos turistas, se procedió a la evacuación de todas las viviendas dentro de un perímetro de radio de 100 metros, lo que involucra el desalojo de 1.500 personas. El acto estuvo abierto al público.

En datos.

"No se trata de borrar la historia, es empezarla a contar en honor a nuestros verdaderos héroes, las víctimas, los inocentes", explicó en un tuit la Alcaldía de Medellín.

Acá no se puede seguir poniendo en los más alto a los que fueron victimarios, aquí lo que hay que mostrar es nuestra historia. No negarla ni borrarla para que no vuelva a ocurrir", explicó Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, en la página web de la institución.

En el acto que precedió al derrumbe del inmueble, de ocho pisos, Gutiérrez habló sobre la necesidad de "romper los silencios" y "sanar la historia".

"En los cementerios se llora a la muerte, aquí se honra a la vida", subrayó el alcalde antes los asistentes.

"Medellín Abraza su Historia"

Bajo la Iniciativa Medellín Abraza su Historia, la alcaldía ha lanzado una serie de actividades, entre ellas el llamado Tour de Memoria y Transformación, con el que a través de documentos inéditos y seis cortometrajes, entre otras cosas, se quiere contar la historia de la ciudad desde la mirada de las víctimas.

"La implosión de Edificio Mónaco significa la derrota de la cultura de la ilegalidad y el triunfo de la cultura de la legalidad. Significa que la historia no se va a escribir en función de los victimarios, sino que se escribe reconociendo a las víctimas", expresó el presidente de Colombia, Iván Duque.

El edificio Mónaco, situado en el lujoso barrio del Poblado, fue blanco en 1988 del primer coche bomba detonado en el país por el cartel de Cali. El atentando, que desencadenó una implacable guerra entre cárteles, se llevó a cabo cuando Escobar y su familia estaban dentro del inmueble. La hija del capo perdió parte de su capacidad auditiva.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?