A 40 años de la toma de la embajada de EEUU en Irán, Jamenei rechaza negociar con Washington

En la víspera del aniversario de los 40 años de la toma de la embajada estadounidense en Teherán, el líder supremo iraní, Ali Jamenei, dio hoy un discurso frente a estudiantes en el que reiteró su rechazo a negociar con Estados Unidos y defendió la rivalidad que nació tras la Revolución Islámica.

Redacción MDZ

El líder supremo iraní, Ali Jamenei.

El Mundo

En la víspera del aniversario de los 40 años de la toma de la embajada estadounidense en Teherán, el líder supremo iraní, Ali Jamenei, dio hoy un discurso frente a estudiantes en el que reiteró su rechazo a negociar con Estados Unidos y defendió la rivalidad que nació tras la Revolución Islámica.

Jamenei reiteró su rechazo a negociar con Washington y explicó que esta es la única forma de "bloquear el camino a la infiltración del enemigo" en el país, según publicó su página oficial, informó la agencia de noticias EFE.

El ayatollah lamentó que algunas personas crean que la negociación con Estados Unidos solucionará los problemas de Irán, un país bajo fuertes sanciones estadounidenses desde el año pasado, cuando el presidente Donald Trump decidió abandonar unilateralmente el acuerdo nuclear firmado con las principales potencias del mundo.

"Se equivocan completamente, no habrá ningún resultado de unas conversaciones con los estadounidenses", subrayó Jamenei, quien consideró que aceptar este diálogo es una humillación y que Estados Unidos siempre va a tener nuevas exigencias para Irán.

Cuarenta años después de la toma de la embajada de Estados Unidos en Teherán, las relaciones entre la Casa Blanca e Irán atraviesan uno de sus peores momentos, luego de que Washington se retirara en mayo de 2018 del acuerdo nuclear firmado en 2015 por seis potencias mundiales con ese país, entre ellos el gobierno de Barack Obama.

El líder supremo eligió la víspera de uno de los episodios más icónicos para la rivalidad con Washington -la toma de rehenes de 52 diplomáticos durante 444 días- para reforzar la línea más dura hacia Estados Unidos.

"La insistencia (de Estados Unidos) por negociar tiene como objetivo decirle al mundo que la máxima presión y las sanciones finalmente dieron resultado y que los iraníes se arrodillaron", apostilló.

Al respecto, Jamenei criticó que "algunos intentan decir que las tensiones entre Irán y Estados Unidos comenzaron después de la toma de la embajada, pero esto es una distorsión de la historia", citó la agencia española.

"Los desacuerdos entre la nación iraní y el gobierno estadounidense se remontan al golpe de Estado de 1953", aseguró en relación al golpe orquestado por el Reino Unido y Estados Unidos para derrocar al gobierno iraní del primer ministro Mohamad Mosadeq.

El rechazo a negociar con Washington, según Jamenei, "mostrará al mundo la verdadera grandeza y autoridad de Irán y destruirá el falso aura de Estados Unidos".

Irán celebra mañana el Día del Estudiante en homenaje a los cientos de estudiantes que ocuparon hace 40 años la embajada estadounidense para exigir el retorno del depuesto sha Mohamed Reza Pahlavi, que había buscado asilo en Estados Unidos, para ser juzgado en el país por miles de casos de torturas, asesinatos y otras violaciones a los derechos humanos.

Este suceso, conocido como la crisis de los rehenes, llevó a Estados Unidos a romper relaciones diplomáticas con Irán, una situación que se mantiene hasta día de hoy.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?