Turquía: volvieron a detener al presidente de Amnistía Internacional

La policía turca volvió a detenerlo hoy, horas después de que un tribunal lo pusiera en libertad condicional.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Turquía: volvieron a detener al presidente de Amnistía Internacional

Turquía: volvieron a detener al presidente de Amnistía Internacional

Turquía: volvieron a detener al presidente de Amnistía Internacional

Turquía: volvieron a detener al presidente de Amnistía Internacional

La policía turca volvió a detener hoy al presidente de Amnistía Internacional (AI) en el país, horas después de que un tribunal lo pusiera en libertad condicional mientras se completa su juicio por vínculos golpistas y "terroristas", informó hoy la organización.

Taner Kilic ha estado detenido desde junio pasado, cuando fue arrestado acusado de lazos con la cofradía del predicador islámico Fetullah Gülen, al que Ankara acusa de un intento de golpe de Estado en julio de 2016 contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Kilic ha negado las acusaciones, y AI las ha calificado de "sin fundamento".
El gobierno turco declaró al movimiento de Gülen, que vive en Estados Unidos, una "organización terrorista", pero el predicador ha desmentido cualquier vínculo con el golpe y rechazado la caracterización de "terrorista".

Amigos de Kilic y activistas de AI celebraron con gran alivio ayer luego de que un tribunal de Estambul pusiera en libertad condicional a Kilic, que estaba detenido en una cárcel en la ciudad de Izmir, sobre el mar Egeo.

Pero horas después, las autoridades emitieron otra orden de detención contra Kilic, quien volvió a quedar preso, dijo AI.

"Volamos a Izmir y fuimos en auto a la prisión, esperando ver la liberación de Taner junto a su familia. En cambio, Amnistía Internacional vio a Taner ser llevado de la prisión de Izmir a una comisaría cercana", dijo la directora de AI para Europa, Gauri van Gulik.

En su cuenta de Twitter, Gulik dijo que los abogados de Kilic descubrieron que el fiscal del caso había apelado la decisión de la corte de ponerlo en libertad.
Aunque el tribunal de Estambul rechazó la apelación, el fiscal sin embargo envió el recurso a otra corte.

"Aunque no se ha comunicado ninguna decisión formal a los abogados, la policía dijo que había una orden de detención en su contra", dijo Gulik.

La directora de AI para Europa denunció las "extrañas maniobras legales utilizadas para mantenerlo tras las rejas".

Kilic había estado detenido junta a otros 10 activistas de derechos humanos, entre ellos la directora de AI en Turquía, Idil Eser, así como un activista alemán y otro sueco.

Los otros 10 fueron liberados en octubre pasado, aunque su juicio continúa, con la próxima audiencia prevista para el 21 de junio.

Los 10 están acusados de vínculos con Gülen y con otras organización proscritas, como el separatista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que libra desde hace cuatro décadas una guerra contra el Estado turco.

Luego del intento de golpe de 2016, Turquía decretó un estado de emergencia que el mes pasado renovó por sexta vez.

Más de 55.000 personas han sido detenidas desde entonces por supuestos nexos con Gülen, de un total de unos 120.000 empleados públicos, jueces, fiscales y militares que han sido despedidos, destituidos o dados de baja.

Hoy, la Fiscalía de la ciudad central turca de Konya ordenó la detención de 120 militares en activo por su presunta relación con el fallido golpe de Estado, informó el canal CNNTürk.

Al menos 34 sospechosos ya han sido detenidos, en una operación policial que se extiende a 48 de las 80 provincias del país.
La Fiscalía cree que los acusados están vinculados a la organización de Gülen, según CNNTürk.

Télam