Taxistas españoles protestan contra Uber

Buscan que se apruebe un reglamento que limite las licencias entregadas a choferes de la popular aplicación. Amenazan con "parar la economía".
Avatar del

dpa

1/4
2(Aprotam)

2 | Aprotam

0(dpa)

0 | dpa

2(Aprotam)

2 | Aprotam

1(dpa)

1 | dpa

 La huelga de taxistas que comenzó este fin de semana en Barcelona ya se extendió a Madrid y a otras ciudades españolas en plena temporada alta de turismo.

El Gobierno se reunirá este lunes con los representantes del gremio para tratar de desbloquear la situación.

El origen del conflicto está en un nuevo reglamento creado por el Área Metropolitana de Barcelona para limitar las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), con las que operan empresas como Uber y Cabify, apoyado por los taxistas, y que permanece suspendido cautelarmente por un recurso del Ministerio de Fomento español.

Los taxistas comenzaron las movilizaciones el miércoles y el sábado, tras permanecer toda la noche cortando el tráfico en la céntrica Gran Vía, decretaron una huelga indefinida hasta que el Ministerio acepte levantar su recurso.

El bloqueo de una de las principales arterias de la ciudad catalana se alargó hasta el domingo y según los protestantes se mantendrá hasta que consigan "ganar".

"Si no conseguimos que se apruebe la licencia urbana, intensificaremos las movilizaciones en todo el país coordinadamente y pararemos la economía", dijo hoy Alberto Álvarez, portavoz de la asociación de taxitas Élite Taxi.

Una amenaza que ya se está cumpliendo, ya que sus compañeros de Madrid, la capital del país, no tardaron en sumarse a las reivindicaciones decretando también una huelga indefinida.

Horas más tarde se tomaba la misma decisión en ciudades como Valencia o Zaragoza, mientras en otras como Málaga y Bilbao se decretaron paros parciales y en Sevilla decidirán el lunes en asamblea.

El conflicto surge en pleno verano (boreal), las fechas preferidas por millones de turistas de todo el mundo para visitar España, lo que obligó a reforzar los servicios de transporte público ferroviario en los aeropuertos de Barcelona y Madrid.

Aún así, la mayoría de las asociaciones de taxis ofrecen servicios mínimos gratuitos para urgencias médicas, familias con niños o personas con problemas de movilidad.

Ante las crecientes protestas, el Gobierno español afronta una semana clave en la posible resolución de las mismas: el lunes el Ministerio de Fomento se reunirá con los representantes del gremio de taxistas, el martes con Unauto, la patronal de los VTC, y el miércoles celebrará la Conferencia Nacional de Transportes, en la que el ministro José Luis Ábalos recibirá a los líderes regionales del sector según confirmaron a Europa Press fuentes ministeriales.